¿IRREGULARIDADES EN BOLSA?



Ayer la Comisión Nacional del Mercado de Valores, `la policía de la bolsa´, presentó en el Congreso su memoria. En ese informe de 367 páginas se recogen las principales actuaciones de la CNMV. Cifras como cuántas operaciones sospechosas detectó y cuántos expedientes abrió.

Las cifras apuntan en ambas direcciones. En 2008 la CNMV detectó 78.318 operaciones sospechosas, un 15% menos. Sin embargo, abrió más expedientes sancionadores: 13 frente a 4 de 2007.

¿Qué hace a una operación sospechosa? Una operación (por ejemplo: compra de acciones) que se cree ha hecho con información privilegiada o manipulando los precios. También son objeto de vigilancia los llamados chiringuitos financieros; los que ofrecen servicios a los inversores sin tener la licencia adecuada, por ejemplo.

La CNMV también está encargada de velar por la correcta comercialización de productos en las entidades. Hace unos días emitía una carta criticando a los bancos y cajas por no informar correctamente de lo que vendían a sus clientes. Ayer el presidente de la CNMV admitió que «la Mifid no se está aplicando al 100%».

La Mifid es la Directiva de Mercados de Instrumentos Financieros, una directiva europea que en España se aplica desde hace año y medio. La Mifid obliga por ley a los bancos y cajas a informar correctamente de los riesgos de los productos que venden, entre otras cosas.

Y aunque se reconoce que no se aplica correctamente, la critica se suaviza al decir que «hay que dar un plazo razonable para su plena adaptación.»

Otro fallo que se detecta en el mercado es en las ventas a corto: recordamos que son las ventas que se hacen en bolsa de acciones que realmente el vendedor no tiene. Ya contamos que los bancos pidieron que se prohibieran temporalmente.

Ahora, el organismo regulador alerta de que «hay indicios de que se puede estar vendiendo al descubierto«. Eso, si se demuestra, sería ilegal. Otra irregularidad más a añadir en el catálogo de la CNMV.

Y por último, el organismo regulador vigila muy de cerca la colocación de las participaciones preferentes por parte de cajas y bancos. Las participaciones preferentes son una mezcla entre una inversión fija y variable. Su atractivo: su alta remuneración. Ofrecen tipos de interés del 8% ahora mismo. Su riesgo: no sabemos cuándo recuperaremos nuestra inversión y será el propio banco o caja quien fije el precio de compra de esas participaciones.

El tema tiene miga, así que prometo ampliar esta información en breve. Mientras tanto, atentos a la letra pequeña de las partipaciones preferentes.

Bancos, Mercados

Etiquetas: ,




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *