TAE: MISTERIO RESUELTO


Sherlock (BBC)

Queridos lectores en busca de un crédito, a vosotros os dedicamos: ¿Qué es exactamente el TAE? 

Mi amiga María ha pedido una línea de crédito para su negocio. 3.000 euros como máximo a su disposición durante un año. El tipo de interés que le da su banco es del 5%. Eso quiere decir que dentro de doce meses María habrá devuelto al banco 3.000 + 5% de intereses* = 3.150. O lo que es lo mismo: pedir prestados 3.000 euros hoy le terminará costando 150 euros de intereses.

¿Te has perdido? ¿Cómo ha salido ese 150? Bueno, solo tienes que multiplicar 3.000 x 5% (que es 0,05) = 150.

Ahora bien, el banco para darle el crédito le cobra gastos de estudio y apertura. En total, 130 euros. Entonces mi amiga dentro de doce meses devolverá los 3.000 del crédito, habrá pagado 150 de intereses y además, que no se nos olviden, los 130 euros de gastos.

Total coste de la operación: 150 intereses + 130 gastos = 280 euros. Es decir, que a final de año el préstamo le habrá costado 280 euros y no solo los 150 euros de intereses de los que hablamos antes. Entonces, ¿cuánto supone esa cantidad respecto al dinero que ha pedido prestado? 280 / 3.000 = 0,09. En porcentaje, 9%. Ese es el TAE de esta operación. El TAE tiene un nombre más pomposo: Tasa Anual Equivalente.

Es decir, que aunque a mi amiga el banco le haya dicho que va a pagar un 5% de intereses en realidad será del 9% porque hay que incluir también los gastos de la operación. Por eso para comprar ofertas hay que fijarse en el TAE y no tanto en el tipo de interés a secas. 

Ya que sabemos calcular porcentajes, os quiero proponer lo que le dijo Manolo el del banco a mi amiga. “Ya que vas a hacer esta operación con nosotros, qué mínimo que tener los seguros contratados”. Seguro de vida, más concretamente le dijo. “Te reduzco el tipo de interés en 50 puntos básicos”. Traducción: en lugar de pagar 5%, sería 4,5%. (Los 50 puntos básicos son medio punto porcentual)

¿Cuánto se ahorra en intereses María si contrata el seguro? (Esto son deberes)

En lugar de 150 euros de intereses, serían 135 euros. Quince euros de diferencia. (Os he enseñado a calcular esto. ¡Haced los deberes! 3.000 x 0,045 = 135 euros).

¿Cuánto le va a costar el seguro de vida que le ofrece el banco?

16 euros al mes pero el “asesor” le recomienda que coja el que cuesta 19 euros porque le cubre un posible tratamiento en caso de cáncer. Al año coste del seguro = 228 “pavos” (así habla el Manolo, el “asesor” de mi amiga). 

¿Hace falta que lo diga? Por ahorrarse 15 euros de intereses al año, María pagaría 228 euros de un seguro de vida que no le hace falta porque ya tiene uno contratado con su hipoteca. Eso ya se lo ha dicho a Manolo, pero él como que le ha dado a entender que lo tiene que hacer. Es más, le puso el ipad delante el otro día en la oficina para que firmara antes de tener el crédito.

Y no fue hasta mi amiga leyó bien el contrato cuando se dio cuenta de que no tenía que contratar este seguro ni ninguno. La ley impide al banco obligarte a contratar otro producto para darte un crédito (solo en caso de hipoteca aplica el seguro para la casa). ¿Qué hacen entonces? Decirte que te bajan el interés si lo contratas. Recomiendo hacer las cuentas. ¡Y ya sabéis hacerlas!

Problema final: si María acepta el seguro de vida de 19 euros/mes porque cree que le compensa, ¿cuál sería el nuevo TAE de su crédito?

A) 7,6%

B) 16,4 %

C) 9,0 %

Sin categoría




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *