¡¡¡MÁS LADRILLO!!! Y OTROS “I TOLD YOU SO”



itoldyouso

Este es un post estilo “I told you so”, dicho con modestia (también podría haber dicho simplemente “autobombo”, al estilo Claudi Pérez). El caso es que esta semana  hemos visto unos cuantos artículos que hacían referencia a temas que ya habíamos abordado en el blog. Sobre todo relacionados con el ladrillo y los bancos, nuestro último post antes de irnos de vacaciones.

¡¡¡¡MÁS LADRILLO!!!!

En el Monstruo de los bancos: la difícil di(gestión) del ladrillo contábamos el lastre que seguía suponiendo el sector inmobiliario en las cuentas de las grandes entidades, sobre todo en el caso del Popular.

Marta Garijo de diario.es en contaba esta semana los planes de los bancos para tratar de acelerar la salida a todos esos pisos, suelos y créditos a promotores: La banca acelera para deshacerse del ladrillo con otro ‘banco malo’, descuentos y promociones

A los pocos días, en El País Ramón Muñoz ponía cifras a la pesada carga: 110.000 millones de euros todavía por digerir: La gran banca acumula aún 63.000 millones en pisos y suelo embargados

DESEMPLEO Y OFERTAS DE TRABAJO

Más de la mitad de los empresarios dice que no encuentra perfiles adecuados para cubrir sus vacantes. Lo contaba Susana Carrizosa en ¿Por qué las empresas fichan fuera si en España el paro es tan elevado?

La pregunta no es nueva. Es un fenómeno que se viene observando en España (y en otros países) desde hace unos años. En el mundo económico, este desajuste se puede observar con la Curva de Beveridge: una relación entre parados y vacantes y que explicamos ya en el blog.

DESIGUALDAD Y SUS COSTES

“Sostiene la FAES de José María Aznar que España “no es un país que en las últimas décadas haya llamado la atención por sus niveles de desigualdad” “

Así arrancaba la columna de Xavier Vidal Folch, Desigualdad, un mal negocio: Además de sus malos efectos sociales, el abismo de rentas arruina el crecimiento. El periodista hacía referencia al libro sobre la desigualdad de Joseph Stiglitz, del que hicimos una reseña cuando salió en 2012.

Es más, el año pasado le dedicamos un extenso post también a este asunto en: Desigualdad en España, cinco gráficos que nos dejan fatal

DINERO HELICÓPTERO

Dejadme por favor que insista sobre este término que abordamos en The Vogueconomist, una serie sobre lo que está de moda en el mundo económico. Los expertos y académicos siguen debatiendo sobre los posibles efectos de esta medida (que supondría- recordamos- dar directamente el dinero a la gente para estimular la economía). Esta semana hemos leído algunas cosas interesantes sobre el tema:

The Law of Reflux vs Helicopter Money por Nick Rowe.

Helicopter Money and the Reflux Problem por David Glasner en Uneasymoney.com.

Demystifying Monetary Finance por Adair Turner. En nuestra entrada sobre el dinero helicóptero hablábamos del libro que a favor del dinero helicóptero que ha escrito este economista, ex regulador del sector bancario en el Reino Unido.

DEUDA PÚBLICA

Esta semana ha salido el dato correspondiente al mes de junio. Las cifras están publicadas en el Banco de España. Supone un nuevo máximo histórico en cantidad: 1,1 billones de euros, cerca de 23.000 euros por habitante. Alguien podría pensar: ¿cómo es posible que la deuda siga subiendo si se supone que la economía ya se ha recuperado?

La respuesta puede tener otro nombre técnico: déficit primario. Y es que la economía española no ingresa todavía lo suficiente ni para pagar el cole de los niños, la comida, la luz, el gas… (los intereses de la hipoteca van aparte). Vamos que no “gana” todavía para poder llegar a fin de mes sin recurrir a más deuda. El año pasado el gobierno dijo que eso se iba a solucionar y que este 2016 ya tendríamos un superávit primario. Pero como las cuentas éstas se han rehecho mil veces, ahora el superávit primario hasta 2018, si todo sale como dice Montoro, no lo veremos.

 

Sobre el déficit y la deuda hemos hablado bastante en el blog:

Venga, vamos a hablar del déficit.

Cosas que deberías saber sobre la deuda pública

Bancos, Macroeconomía, Para leer, Política

Etiquetas: , , , , , ,




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *