CUANDO LA DEUDA PÚBLICA SUBE PERO TAMBIÉN BAJA



Imagínate que vas a una rueda de prensa y escuchas esto de tirón:

“El peso de la deuda pública en la economía española ha caído por primera vez desde el inicio de la crisis. Es una muy buena noticia porque se quiebra la tendencia y es una noticia que los mercados de capitales van a valorar muy positivamente. El peso de la deuda se ha reducido principalmente por dos motivos: la reducción del déficit y el crecimiento económico”  Luis de Guindos, ministro de Economía en funciones, en Madrid el 16 de febrero de 2016.

Es posible que te parece la cosa más lógica del mundo… Pero es probable que te vuelvas sin haber entendido muy bien lo que te acaban de contar. Al fin y al cabo bastante tienes tú con llevar las cuentas de tu casa. Así que para los que anden perdidos, este post.

Veamos un primer gráfico muy sencillo: la deuda total que acumulamos. Nuestra hipoteca:

 LA DEUDA SIGUIÓ SUBIENDO EN 2015

Se ve perfectamente en el gráfico; cerró el año en 1.069.876 millones de euros, una cifra superior a la de 2014. Así que no podemos decir que la deuda cayó, sin más, porque eso es mentira. ¿Por qué sigue creciendo la deuda? ¿No se supone que la economía española va fenomenal, creciendo la que más entre las grandes de Europa?

La cuestión es que el Estado sigue sin ingresar lo bastante para llegar a fin de mes. Seguimos en números rojos y ese desfase se tiene que financiar con deuda, pidiendo más préstamos. Por eso sigue subiendo la deuda año tras año. Desde 2007 el dinero que debemos casi se ha triplicado. En este post sobre la deuda pública os contábamos ya algunas claves de por qué había aumentado tanto la deuda pública.

Entonces, ¿el ministro de Economía mintió cuando habló de estos datos? No. Lo que él dijo, es que había caído el PESO de la deuda en la economía española.

La deuda, como todo en la vida, es algo relativo.  ¿Es lo mismo engordar tres kilos en todos los casos? Dependerá de si tienes sobrepeso o no. ¿Es lo mismo que pida un crédito de 1 millón de euros el dueño de una ferretería que Amancio Ortega, el español más rico? Evidentemente no.  La deuda se mide en función del tamaño de quien solicita la hipoteca: nuestro PIB.

EL PESO DE LA DEUDA EN EL PIB HA CAÍDO

El porcentaje que representan esos 1.069.876 millones que hemos visto arriba corresponde a cerca del 99 por ciento del PIB. El año pasado con menos volumen total de deuda, 1.033.741 milones, el peso era mayor: 99,30%.  ¿Alguien ha maquillado algo para que este año ese porcentaje baje un poquito?

No. Ese porcentaje no es más que el resultado de dividir la deuda entre el PIB.

DEUDA PÚBLICA TOTAL / PIB

Lo que pasa es que el PIB con el que se ha “pesado” la deuda en 2015 es superior al de 2014. Más deuda sí, pero también más PIB. Por eso cae el porcentaje. 

Decía Luis de Guindos que había dos motivos para explicar este “cambio de tendencia”: del crecimiento económico (es decir, el aumento del PIB con el se que mide la deuda pública) y la reducción del déficit (los números rojos de las cuentas públicas). De hecho este año el gobierno redujo sus previsiones de nueva deuda para financiar los gastos de 2015. 

Hasta aquí las aclaraciones sobre las palabra del ministro de economía en funciones. Un par de consideraciones más para los recién llegados: 

1. ¿Por qué es importante este dato? ¿Para qué sirve? 

Es una referencia para seguir pidiendo dinero en los mercados. Por eso Guindos  se refería también a ellos. Si España va a seguir pidiendo dinero prestado a inversores, fondos de inversión, bancos, etc., todos estos agentes tienen que considerar el nivel de endeudamiento que tenemos y nuestra capacidad para devolver ese dinero en el futuro.

2. Entonces, ¿la deuda va a seguir creciendo un poco siempre, aunque pueda caer su peso respecto al PIB?

No necesariamente. La deuda subirá siempre y cuando el Estado no sea capaz de recaudar todo el dinero que necesita para cubrir todos sus presupuestos. Puede caer si un año nos “sobra dinero” y decidimos amortizar deuda (como funcionan también las hipotecas).

3. ¿Llegar al 100% de deuda pública es un nivel que debería evitarse? ¿Se activa algún tipo de mecanismo cuando se superar ese límite?

No. En realidad no pasa nada. Un país no deja de ser fiable por superar el nivel de 100%. Japón está por encima, por ejemplo. Grecia también. Depende de muchas cosas. De nuevo, como todo en la vida.

 

 

Macroeconomía, Para leer




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *