COSAS QUE DEBERÍAS SABER SOBRE LA DEUDA PÚBLICA



Esta semana Grecia vuelve a la carga con la renegociación de su deuda en la reunión de los ministros de finanzas de la zona euro. Ya os hemos hablado un poco de la estrategia del nuevo gobierno con Varufakis al frente de la cartera de economía, pero ¿y la deuda?

Este es un post para aclarar algunas cosas sobre la deuda. Para empezar, hay que diferenciar entre la deuda pública y  la deuda privada:

Deuda Pública: hipoteca de todo un país. Se paga con los ingresos que genera el país.

Deuda Privada: la hipoteca de personas y empresas. Se paga con los ingresos particulares de cada deudor. (Aquí puede haber trasvases a la pública tal y como hemos visto en el caso de los bancos).

Es importante aclarar cuando se habla de deuda a cuál de las dos se refiere uno, o si se están sumando las dos. Como regla general, cuando se habla de deuda sin especificar nada más se está refiriendo a la pública. Nosotras nos vamos a centrar en la pública.

¿Cómo se mide?

La deuda de cualquier tipo siempre hay que expresarla en términos relativos. No vale con decir: “¡¡¡¡es que Grecia debe 315.000 millones de euros!!!!” y llevarse las manos a la cabeza. España debe tres veces más, así que no vale.

La deuda se suele medir en función del PIB: ¿qué representa esa deuda respecto a lo que es capaz de generar esa economía durante un año? El resultado es un porcentaje. Por ejemplo: en España roza el 100%. Eso significa que debemos justo lo que vale nuestro PIB: un billón de euros.

En el caso griego deben el 175% de su PIB, así que en términos relativos ellos están peor que nosotros. Un pobre consuelo porque  mirad bien la gráfica. ¡A la deuda española ya no la reconocería por la calle ni su madre! Por debajo del 40% al 100% en poquísimo tiempo.

¿Cómo ha evolucionado?

Pues eso, fatal en el caso español sobre todo.  Nos hemos transformado completamente en siete años. En 2007 debíamos poquísimo dinero. Y en siete años nuestra deuda pública se ha multiplicado por tres. De unos 8.000 euros por cabeza a más de 22.000 euros por habitante.

¿Cómo es posible que haya subido tanto?

Es habitual escuchar el argumento de que los políticos tienen la culpa: han malgastado el dinero, el dichoso Plan E, mamandurrias varias, etc. El caso es que en esta crisis ni con un gobierno socialista ni con el gobierno del PP se ha visto un cambio de rumbo en la deuda: ha seguido subiendo. ¿Por qué? En un post comparativo sobre los presupuestos de este año ya señalábamos algunas claves: paro, pensiones y pago de la deuda. El Banco de España hizo un análisis para responder a esta pregunta y la respuesta que encontró tiene nombre técnico: déficit primario.

Sí, hemos dicho DÉFICIT, pero PRIMARIO, así  que aclaremos eso ya:

El Déficit (el de toda la vida)= es la diferencia entre lo que ingresa un Estado (I) menos lo que se gasta (G) menos los intereses que paga por su deuda (i). Déficit= I-(G+i)

El Déficit PRIMARIO = es la diferencia entre lo que ingresa un Estado (I) menos lo que se gasta (G). Vamos, una forma de contar cómo te van las finanzas sin tener en cuenta lo que debes.

Por ejemplo: si cobras 1.500 euros y gastas al mes 1.100 euros,  sin contar con la hipoteca, tienes un superávit primario. Si gastas 1.700 euros sin contar con la letra, entonces tienes un déficit primario de 200 euros. ¿Cómo consigues vivir en tu casa sin que te desahucien? Pues tirando de VISA: ampliando tu deuda.

Volvamos al caso de España. En este gráfico el Banco de España se descomponen los elementos que han empujado al alza la deuda: fijaros bien en la parte de las barras de color rosa. Representa el déficit primario en la zona euro y en España.

Fuente: BDE

Fuente: BDE

Claramente el aumento espectacular de la deuda española se debe, según este estudio, al déficit primario (barra rosa) y en menor medida al aumento de los intereses que pagamos por la deuda (barra verde). ¿Qué quiere decir esto? Pues algo bastante inquietante: que España sigue sin poder llegar a fin de mes. Que lo que se recauda vía impuestos todavía no es suficiente para hacer frente a todos los gastos y esa diferencia hay que financiarla emitiendo más deuda. De ahí la gigantesca montaña de bonos que veíamos en los primeros gráficos. Seguimos tirando de VISA para llegar a fin de mes. Así es imposible que la deuda deje de crecer.

Insistimos en que este dato es muy preocupante. Y aquí salimos mal comparados con Grecia porque ellos después de todos los recortes han conseguido un superávit primario cercano al 2% del PIB. El gobierno de Syriza quiere reducirlo (es decir, gastar más) pero mantenerlo en positivo. La gente que les ha prestado dinero quiere que esa cifra sea lo más alta posible porque así se aseguran más el pago de sus intereses.

En nuestro país no existe ese margen de maniobra en las finanzas: no se genera bastante dinero para cubrir lo mínimo de sus gastos. En las proyecciones del Gobierno no se llegará a este equilibrio hasta el año 2016. No habrá superávit primario hasta ese año. Así que el galopante crecimiento de nuestra deuda pública se debe más a la caída de la recaudación y el aumento de los gastos que a políticas concretas como el rescate a la banca que también tuvo su impacto (barra azul) pero básicamente limitado al año 2012.

¿Cómo se paga entonces la deuda y cuándo?

La deuda hoy por hoy no se paga en realidad; se refinancia. ¿Verdad que en la mayoría de las hipotecas pagas intereses y una parte del capital prestado? Pues en la deuda pública solo se pagan intereses hasta que vence el titulo. Por ejemplo, si se vende una tirada de bonos a tres años, en el año 1, 2 y 3 el Estado solo paga intereses. A final del año 3, cuando hay que devolver todo el capital al inversor se hace coincidir con otra venta de otros nuevos bonos a tres años. Consigue dinero y paga al que le debe. Al cabo de tres años volverá a hacer lo mismo. Es como cambiar unos papelitos por otros nuevos.

La estrategia de cómo y cuándo vender la fija el Tesoro. Todos los años publica sus objetivos. Para 2015 el Tesoro español se ha propuesto vender 240.000 millones de euros de deuda (lo mismo que en 2014).  ¿Es todo deuda nueva? No, de hecho el 80% de esos 240.000 millones servirá para pagar los bonos y letras que vencen a lo largo de este año. A la montaña total de deuda “solo” se añadirán 55.000 millones nuevos de hipoteca (también lo mismo que en 20014). Así que la deuda, seguirá creciendo este año en términos netos (excluyendo la deuda que sirve para pagar deuda que ya existe).

La buena noticia es que cada vez nos cobran menos intereses con lo que la carga de esta partida en los presupuestos nos da un ligero respiro. El gobierno ha calculado que con la caída de los intereses de la deuda española nos hemos ahorrado 18.000 millones de euros.

La otra buena noticia es que con el anuncio del programa  zampabonos del BCE (el famoso QE), los intereses que nos pide el mercado para comprar nuestra deuda seguirán bajos durante un tiempo.

La mala notica es que, al menos en el corto plazo, la negociación griega nos puede dar algún que otro susto. Veremos en qué queda todo esto.

Iba a decir algo más… ah sí, entonces:

¿Cuándo se termina de pagar de verdad la deuda?

Pues cuando las cosas te van tan bien que llegas a final de año y dices: ostras, he conseguido ahorrar este año dinero. Voy a amortizar deuda. Y la cancelas. Para eso no hay ni fecha prevista en las previsiones del gobierno.

 

 

 

Macroeconomía




3 comentarios en “COSAS QUE DEBERÍAS SABER SOBRE LA DEUDA PÚBLICA

    • Hola. Creo que entiendo por qué las consideras cruzadas. Añadimos la fórmula del déficit para ver si se aclara. Déficit= I-(G+i) I= es ingreso i=son intereses. Consideramos que conceptualmente es mejor decir que el déficit es el déficit primario añadiendo los intereses de la deuda que decir que el déficit primario es los ingresos menos los gastos menos los intereses de la deuda. Gracias por seguirnos y leernos con tanta atención. Añadimos la fórmula dentro del post.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *