LAS TRES “PES” QUE DIERON LA VUELTA A LOS PRESUPUESTOS



PRESUPUESTOS

“Una semana después de la presentación de los presupuestos, ¿a alguien le interesa saber algo de esto?” Siempre es interesante conocer el interés que despierta la economía entre personas que no la siguen. Así que pregunté a algunas amigas y me contestaron básicamente esto: una comparativa histórica de en qué se gastan el dinero ahora y antes de la crisis.

Me pareció un ejercicio interesante comparar dos presupuestos y ver el impacto en las principales partidas. Así que elegí el último año antes de la crisis, 2007. Coincide también con unos presupuestos del anterior gobierno de Zapatero. Vamos a ver cómo han cambiado las cuentas respecto a lo presupuestado en 2015.

Para empezar, hay que tener en cuenta el contexto económico. En 2007, como recordaréis, nos iba todavía de maravilla. Aquí podéis verlo:

 

Presupuestos 2007

Presupuestos 2015

Crecimiento económico

3,2%

2,0%

Paro

7,8%

22,2%

Superávit/déficit público

+0,91%

-4,2%

Los datos que se ven son las previsiones que tenía el gobierno para elaborar esos presupuestos. Aunque la cifra de crecimiento económico (aumento del PIB) no es tan diferente, sí lo es la tasa de paro y el estado de las cuentas públicas. En 2007 el Gobierno recaudaba más de lo que gastaba y ahora no: ahora tiene un agujero en la cuenta del 4,2% del PIB. Significa que gastará en 2015 unos 42.000 millones más de lo que ingresará.

En número de personas desempleadas se ha triplicado. De 1.740.700 personas en los presupuestos de 2007 a 5.075.800 parados previstos para el año que viene.

El ratio de deuda pública en relación a nuestro Producto Interior Bruto (PIB) era del 35% en 2007. En 2015 superará el 100%. También se ha triplicado.

Es importante tener en cuenta estas cifras preliminares para explicar los drásticos cambios que han vivido algunas partidas de los presupuestos. Esas principales diferencias entre ambos se podrían concentrar en tres:

PPP = Prestaciones por desempleo, Pago de la deuda y Pensiones

1. Prestaciones por desempleo.

En 2007 la previsión para el coste de todos los subsidios por desemplo era de 14.500 millones. Ocho años más tarde por esta partida se calcula que se gastaran 25.300 millones, un 75% más. Pero menos mal, que según el Gobierno de Rajoy, como en 2015 se crearán más empleos (y también habrá muchos más parados que hayan agotado el derecho a cobrar prestación porque llevan años en el paro) el gasto en prestaciones por desempleo se reduce un montón respecto a 2014 (cerca de 4.500 millones menos).

2. Pago de la deuda.

Todos sabéis que la deuda ha crecido muchísimo. Cuando llegó la crisis los ingresos por impuestos del Estado se desplomaron y los gastos se dispararon. Como resultado surgió un descubierto en las cuentas públicas (el famoso déficit) que tuvimos que financiar con deuda. Es decir, no había bastante dinero para pagar a profesores, parados, guarderías y también algún que otro rescate bancario. Así que se pidió dinero prestado emitiendo mucha deuda pública. Y claro, esa deuda genera unos intereses que tenemos que pagar todos los años (y más si la emites en un momento de paranoia de ruptura del euro como en el verano de 2012). Bien, el pago de la deuda en 2007 se presupuestó en 16.000 millones de euros (una barbaridad si se divide por los días: 43 millones de euros al día solo para abonar los intereses prometidos). Pues en 2015 se calcula que se destinarán 35.500 millones para los intereses (sale al terrorífico de casi 100 millones de euros al día).

Pero de nuevo estamos de suerte con los presupuestos de 2015, porque esa partida en 2014 era 1.000 millones superior. La caída de tipos de interés ha permitido reducir la factura porque el montante total de lo que debemos sigue subiendo cada día. Digamos que hemos conseguido empezar a financiarnos más barato.

3. Pensiones.

En 2007 se presupuestó que las pensiones iban a costar 93.871 millones. Esa cifra en 2015 se dispara a 131.658 millones. Y eso que en la época de Zapatero aún se subieron las cuantías mínimas. El año que viene las pensiones solo suben lo mínimo que marca la ley, un 0,25%. ¿Cómo sube tanto? Por dos motivos básicamente: porque hay más jubilados y porque la cuantía media que cobran también ha aumentado.

Estas tres partidas ilustran muy bien gran parte de la alteración que han sufrido las cuentas del Estado por culpa de la crisis por el lado del gasto. Supone una diferencia de gasto de casi 70.000 millones entre ambos presupuestos.

Vamos a ver ahora cómo les ha ido a los ingresos.

Nuestro país es ahora uno de los que menos recauda de toda la Unión Europea. Esa recaudación siempre se mide en relación a la riqueza de un país para que las cifras sean comparables, es decir el PIB. Muchos de los ingresos tributarios se desvanecieron cuando la burbuja inmobiliaria estalló. Si ya no se venden casas, no se paga tanto por IVA, ni por el  Impuesto de Transmisiones, ni por las licencias de construcción, ni por los impuestos de los trabajadores de la construcción, etc. Pero no todos ingresos han sufrido lo mismo.

1. IRPF

En 2007 por esta partida se esperaba recaudar 62.000 millones. En 2015, 73.000 millones y eso que entrará en vigor la bajada de impuestos del gobierno de Rajoy. Según la Encuesta de la Población Activa en 2007 el número de personas con trabajo en España rondaba los 20 millones. Ahora está en 17 millones y se recaudará más.

2. Impuesto de Sociedades

Le ha sentado fatal la crisis. En 2007 el Estado contaba con ingresar 42.000 millones y en 2015 se calcula que solo 24.000 millones. Alguno podría decir: “que me lo expliquen”. ¿Justifica toda la caída de actividad y reducción de beneficios este hundimiento de la recaudación? Esa es la cuestión. Opinable.

3. Cotizaciones sociales

Son los impuestos que se pagan por el factor trabajo (del que ya os hablamos en el post sobre la devaluación fiscal). Es decir, se generan con los puestos de trabajo. Son muy importantes porque se utilizan para pagar las pensiones. Pues en 2007 estaban cerca de 97.000 millones y en 2015 el Gobierno espera conseguir 110.000 millones, un 7% más que en 2014. Para algunos expertos esta es una de las cifras más infladas de las cuentas de 2015. ¿Cómo vas a recaudar un 7% más que el año anterior cuando la tasa de paro solo se reduce del 25% al 23%?

¿Son las únicas diferencias? No, pero sí algunas de las más importantes. Hay muchas otras que podéis encontrar en el siguiente cuadro:

 

Presupuestos 2007

Presupuestos 2015

 
Prestaciones por desempleo

14.470 Millones

25.300 Millones

 
Pago intereses de deuda

15.925 Millones

35.490 Millones

 
Pensiones

93.871 Millones

131.658 Millones

 
Seguridad ciudadana

8.136 Millones

7.843 Millones

Sanidad

4.199 Millones

3.861 Millones

Educación

2.440 Millones

2.273 Millones

I+D

8.059 Millones

6.395 Millones

Infraestructuras

14.169 Millones

6.141 Millones

Acceso a la vivienda

1.234 Millones

587 Millones

Fomento del empleo

7.254 Millones

4.746 Millones

Becas

1.191 Millones

1.413 Millones

Casa de Rey

8,29 Millones

7,78 Millones

Alta dirección

715 Millones

612 Millones

En este post también podéis encontrar más comparaciones. Aquí se centran en cambios de 2015 respecto a 2014.

Y ya hablando solo de los presupuestos de 2015, ¿son creíbles? ¿las cifras que se plantean de ingresos y de gastos se ajustan a una posible realidad o son ciencia ficción?

Pues aquí ya se entra un poco en el terreno de la política e interpretaciones. Algunas cosas están un poco más díficiles de conseguir (como las cotizaciones sociales), otras más fáciles (reducción intereses de la deuda) y otras caen no tanto por mérito del gobierno (como las prestaciones por desempleo) y otras que suben como consecuencia de decisiones del ejecutivo (como la inversión en infraestructuras, que por cierto se va a parar en su mayor parte al AVE).

¿Que no os he aclarado nada? Pues porque no escuchastéis a la secretaria de Estado de Hacienda explicarlos el otro día en el Congreso:

“El presupuesto es un poco desconcertante. Todo crece y nada crece”.

Bueno, por no dejarlo así de tríptico. A veces los títulos dicen mucho (o no). ¿Cómo se titularon los presupuestos de 2007 y 2015?

2007: UNAS CUENTAS PÚBLICAS PARA LA COMPETITIVIDAD, LA COHESIÓN SOCIAL Y LA COOPERACIÓN AL DESARROLLO

2015: UNOS PRESUPUESTOS PARA EL CRECIMIENTO Y EL EMPLEO

Macroeconomía, Política




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *