El PIB ESPAÑOL ¿CON COLESTEROL BUENO O MALO? PRIMER TRIMESTRE 2014



Esto del PIB y la economía es como adelgazar y ponerse a dieta para engordar. Si por culpa de una enfermedad grave nos hemos quedado raquíticos y casi sin defensas, lo suyo es ganar peso, ¿no? Pues lo mismo con la economía. Así que el PIB crezca es una buena noticia; recuperamos parte de lo que perdimos.

En el primer trimestre de 2014 la economía consiguió crecer un 0,4% respecto a los últimos tres meses del año 2013. Diréis que es muy poquito, pero es que hacía seis años -SEIS AÑOS- que el PIB no crecía tanto. La cifra no es para tirar cohetes, pero algo es algo.

La cuestión que suscita este avance es si se trata o no de un crecimiento sano y sostenible. No es lo mismo recuperar peso comiendo pizzas, helado y chocolate, que hacerlo de forma equilibrada con verduras, pescado y arroz. ¿Cómo ha engordado nuestro PIB? Destacamos dos cambios:

1. Hasta ahora, se estaba intentando salir del pozo con la ayuda del sector exterior (nuestras exportaciones superaban a las importaciones, es decir vendíamos fuera más de lo que comprábamos fuera). Seguro que habréis oído algún mensaje a este respecto: «nuestras exportaciones están ganando en competitividad» «gracias a la reforma laboral y las medidas de flexibilidad, nuestros productos son más competitivos»… Veamos este gráfico: la demanda nacional está en color azul y y la demanda externa, en rojo. Lo que está por encima de cero, suma crecimiento y lo que está por debajo, lo resta. Como veis hasta 2008 por encima de cero está el color azul, o sea, la demanda nacional (que es el consumo de las familias+ gasto público+inversión) que estaba  sumando crecimiento al PIB. Por debajo se situaba el rojo, es decir, la demanda externa que , por lo tanto, restaba crecimiento.

Aportación de demanda interna y externa al crecimiento

A partir de entonces pasaron a dominar en el lado positivo las barras rojas. Es decir: el sector exterior era el que aportaba crecimiento y la caída de la demanda interna la que restaba al PIB. Esto se ha mantenido más o menos así  hasta ahora. A partir del primer trimestre de 2014 el sector exterior ha empezado a restar (-0,2%) y la demanda interna (azul) ha vuelto a sumar en el PIB (+0,7%). Si hacemos la operación PIB= +0,7% -0,2% = 0,5% que es la tasa de crecimiento del PIB en el último año. *

¿Qué está pasando? ¿Volvemos a cambiar de patrón? Eso no está muy claro. Es verdad que el modelo donde tiraba el sector exterior lleva unos meses mostrando síntomas de agotamiento. Y en el primer trimestre se confirmó. De hecho las exportaciones caen un 0,4% (aunque cayeron todavía con más fuerza en I trimestre de 2013 y luego se recuperaron). Pero si las exportaciones dejan de sumar, tendrá que hacerlo la demanda nacional . Y aquí entramos en el segundo punto de la dieta hipercalórica del PIB.

2. El mayor incremento de la demanda interna lo ha registrado el gasto público que crece como no se había visto en años. En la época de la austeridad y el recorte del déficit no tiene mucho sentido. Además, no se puede esperar que esta partida mantenga este ritmo de crecimiento en los próximos meses. Resulta sospechoso el enorme vaivén que ha registrado el gasto público en los dos últimos trimestres. Se ve perfectamente en el siguiente gráfico:

 Gastos de los hogares vs gasto público

 

¿Quién es esa «loca» línea roja? Pues el gasto público: en último trimestre de 2013 cayó muchísimo y en el primer trimestre de 2014 se ha disparado. Ha subido un 4,4% en comparación con trimestre anterior. Hay unos cuantos que creen que esto responde a una política de aplazamiento de pagos para poder cumplir con los objetivos de reducción de déficit. En otras palabras, que Montoro se guardó facturas en el cajón a finales de 2013 (cayó el gasto público mucho) para sacarlas a partir de enero (sube el gasto público muchísimo). El ministro ha negado tajantemente haber hecho esto porque además, ha dicho, «es una ilegalidad».

Sea como sea, la cuestión es que ninguno de estos dos puntos, ni la demanda exterior, ni la demanda nacional, invitan al optimismo sobre las próximas cifras. Es que con estos datos no hay patrón de crecimiento por ningún lado. O a lo mejor es una cosa pasajera y la situación se aclara un poco más en los próximos meses. Veremos…

——————————————————————————————————————————————————————————————————————————-

* El crecimiento del PIB es la suma de estas dos barras. Si la positiva (sea azul o roja) es mayor que la negativa (sea azul o roja) = el PIB es positivo. En el caso contrario, barra negativa mayor que barra positiva = PIB es negativo.

 

Si queréis saber más del PIB, en el INE han hecho este video explicativo. La fuente de los datos que hemos utilizado para hacer los gráficos es el INE.

Macroeconomía, Política

Etiquetas: ,




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *