EL CARRY TRADE Y EL CASH CARRY EN LOS RESULTADOS DE LA BANCA



Si el año pasado nos fijábamos en el dato de desapalancamiento de los bancos españoles (que ha continuado a lo largo del ejercicio), con los resultados de 2013 queremos hablaros de algo que se conoce como ROF.

Primero uno poco de recordatorio. Con el gordo del BCE que les tocó en la Navidad de 2011 (la barra libre de dinero barato), los bancos españoles se lanzaron a ayudar al Tesoro en cada una de las complicadas subastas de deuda española de 2012. Ese año os recordamos la prima de riesgo española tocó máximos, la deuda no la quería nadie y fueron las entidades españolas las que compraron la mayor parte de esas letras y bonos que entonces casi nadie quería. De hecho, su cartera de deuda española se triplicó. En los medios no parábamos de hablar del bucle diabólico entre la situación del país y la de los bancos, que se retroalimentaba con esta intensa y estrecha relación.

Pues bien, un año más tarde, en 2013, los bancos españoles han recogido los frutos de esta colaboración. Y eso se ha notado en las cuentas de resultados que han presentado estos días. ¿Dónde y cómo?

Es un tema un poco técnico así que pedimos un poquito más de concentración. O no. A la mejor somos unas hachas explicando bien esto. Ya nos lo diréis.

Si uno mira las cuentas de los principales bancos españoles, en general no son tan malas a pesar del contexto económico (aumento todavía de la morosidad, pocos créditos, bajos tipos de interés…) Pero si uno se va a la casilla que dice «Resultado por operaciones financieras» (también conocida en su casa como «ROF») observa incrementos espectaculares. Para empezar, resulta sospechoso que, ante un aumento de ingresos de tal magnitud los bancos no lo resalten en sus notas de prensa o se limiten a decir (los que lo hacen porque insisto, la mayoría no dice nada), como en el caso de La Caixa:

«Los resultados de operaciones financieras y diferencias de cambio alcanzan los 679 millones de euros (+48,9%). La gestión de los activos y pasivos financieros ha permitido aprovechar las oportunidades de mercado.»

¿Y qué es esto del ROF y por qué ha subido tanto?

La primera pregunta la responden muy bien en Cinco Días:

«El resultado de operaciones financieras refleja las plusvalías (o minusvalías) obtenidas por un banco al operar en los mercados con acciones, bonos o derivados que forman parte de su cartera de negociación. No incluye dividendos o intereses.»

Dicho de otra forma: es el dinero que gana el banco operando en los mercados. Seguro que muchos habéis visto películas con salas inmensas de gente hablando por teléfono con pantallas delante llenas de cifras y datos y gente chillando «compro» o «vendo». Pues ahí se hacen las operaciones financieras.

¿Y por qué ha subido tanto? Pues porque los bancos han empezado a vender esa deuda española que compraron en los peores momentos de la crisis (e insisto, con la ayuda de fondos que puso a su disposición el BCE) y que hoy vale mucho más. La compraron barata porque recordamos «nadie» la quería y la venden ahora que ha subido de precio. Resultado: plusvalías, ganancias. Se entiende esto, ¿no?

En este gráfico hemos representado cuánto supone el Resultado por operaciones financieras (el famoso ROF) en los ingresos de los bancos y cuánto ha cambiado en los últimos dos años. Es decir, de cada 10 euros que ingresa un banco, ¿cuántos vienen de este apartado?

ROF2013

Veamos el caso del BBVA, por ejemplo. En 2012 estos ingresos derivados de operaciones financieras se situaban por debajo del 10% de los ingresos totales y en 2013 supera este porcentaje. Vemos claramente cómo su peso ha aumentado en todos los bancos sin excepción durante 2013.  Excepcional es el caso del Sabadell donde lo que ganó con las operaciones financieras supone más del 35% de sus ingresos totales ¡superó lo que ingresó por comisiones a sus clientes! Por comisiones ganó 751 millones y por ROF 1.479 millones. Otra forma de verlo resumido es ésta (el título del gráfico lo explicamos al final del post):

cashcarryok

En rojo viene la variación del margen de intereses, que vemos que en general, ha caído. Ese margen recoge la diferencia entre lo que le cuesta al banco el dinero (pagar depósitos y pagar el dinero prestado que haya pedido) y lo que gana con él (lo que cobra de intereses a los créditos que concede a sus clientes).

Y en azul la variación respecto a 2012 del resultado de operaciones financieras. No sabemos qué parte de esas ganancias del ROF (en azul) corresponde a la compra y venta de deuda española.  En el BBVA y Santander dicen, más o menos, que lo han ganado porque han sabido mover muy bien su dinero. Y que su cartera de deuda incluso ha caído (¡claro! ¡porque la han vendido!) (El Santander fue el único que concretó haber ganado 600 millones con deuda pública de los 3.500 en total del ROF).

Pero, si tan bien les ha ido en este apartado a los bancos españoles, ¿también les habrá pasado lo mismo a los extranjeros, no? Al fin y al cabo, ellos también tienen a gente muy lista trabajando en sus enormes salas de trading. Pues me alegro mucho de que me haga esa pregunta.

Si uno repasa las cuentas de los principales bancos europeos como Barclays, Deutsche Bank, HSBC o UBS Group (no todos han cerrado el ejercicio de 2013 pero se puede ver la tendencia), ¿qué tal les ha ido con el ROF? Pues ha caído en 2013 respecto a 2012. ¿Por qué? Varias razones: no han invertido tanto dinero en deuda española, cuyo precio se ha revalorizado bastante y tampoco han acudido tanto a las subastas de liquidez del BCE (Hablamos de estas operaciones recientemente en: El kit de herramientas de un banquero central). Vamos, que Spain is different, again.

La cuestión que preocupa a los expertos es: cuando ya no puedan ganar tanto con sus operaciones en los mercados ¿serán capaces los bancos españoles (sobre todo los medianos y pequeños) de encontrar otra fuente de generación de ingresos?

NOTA TÉCNICA

En el ROF, tal y como bien nos apuntaba Nuño Rodrigo de Cinco Días, no se incluye lo que se conoce como carry trade. ¿Qué es eso? En palabras del propio Botín «los bancos cogen dinero en el Banco Central Europeo, lo invierten en deuda pública y ganan un margen». (Es decir, piden prestado al 1% y un bono les da un 5% de interés, por ejemplo. Los cuatro puntos de diferencia entre el coste y el ingreso serían ganancias para el banco). Esa ganancia se reflejaría en el margen de intereses (barras rojas en el segundo gráfico que vemos no han subido).  El dinero del BCE les ha ayudado a mantener más o menos ese margen de intereses. En Alternativas Económicas le ponen unas cuantas cifras.

Pero hay otro efecto de ese dinero del BCE (se calcula que más de 100.000 millones de euros para toda la banca española). Donde realmente se nota  «el gordo del BCE» es en las plusvalías de la deuda que compraron. Por eso hemos decidido tomarnos la libertad de rebautizar esa operativa con el nombre de «Cash Carry«.

DISCULPA

Por error publicamos este post antes de terminarlo con lo cual os habrá llegado o vacío o solo con un gráfico primero. Pedimos disculpas.

Bancos




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *