EL PROBLEMA DE LAS PENSIONES EN ESPAÑA I


Tenemos un problema con las pensiones. Quien no quiera reconocerlo es que no quiere asumir la realidad. Ya os hablamos de cómo se financia nuestro sistema de pensiones en este post: los que trabajan hoy pagan las pensiones de hoy.¿Quién pagará mi pensión cuando me jubile en 2042? Las personas que estén trabajando entonces, si no cambia el sistema. ¿Y serán suficientes para asumir la jubilación de la generación del babyboom?
Algunos de los datos relevantes:
Hoy por cada pensionista hay casi 2 trabajadores para pagarle la jubilación (hace cuatro años el ratio era mejor, pero el aumento del desempleo se nota mucho.). En 2050, como consecuencia del envejecimiento de la población y el aumento de la esperanza de vida, algunos cálculos prevén que haya 1 persona en edad de trabajar (16-64 años) por  1 persona inactiva (+64 años y menos de 16 años).
El gasto que suponen las pensiones representa el 10% del PIB. En 2050 se calcula que será del 18%.
El fondo de reserva (la hucha de las pensiones para hacer frente a imprevistos) tenía 63.008 millones a cierre de 2012 (3.807 millones menos que en 2011). Como ya se ha publicado recientemente, el 97% de este dinero está invertido en deuda pública española. Pero, ¿es mucho dinero? Más o menos, la nómina de los pensionistas sale a 7.500 millones de euros al mes. Con la hucha del fondo de reserva tendríamos para hacer frente a tan solo ocho meses. (63.008/7.500 = 8,4). Es decir, no es mucho dinero.
Creo que estos tres datos corroboran la existencia de un problema. Y antes de contaros por dónde pueden ir los cambios, tenemos que aclarar un concepto muy importante en este tema: la tasa de reemplazo.
La tasa de reemplazo en las pensiones es lo que terminas cobrando de pensión en relación a tu último sueldo. Es decir, si antes de jubilarte cobrabas 2.000 euros y tu pensión es de 1.000 euros, la tasa de reemplazo es de 50%. Es decir, cobrarás la mitad de lo que ganabas cuando estabas activo. Si tu pensión es igual a tu salario la tasa de reemplazo es de 100%. No pierdes nada. Pero en las pensiones, esa tasa está por debajo del 100%.
Aclarado esto, ¿cuál es la tasa de reemplazo en España? Se ve en esta tabla: 73,9% para una pensión media (columna de la derecha). Es decir, en nuestro caso de último salario de 2.000 euros, la pensión media sería 1.478 euros (el 73,9 por ciento de 2.000 euros).*
Fuente: BBVA Research. Los Sistemas Contributivos y “Matching Contributions”: Una Revisión de Experiencias Internacionales
Si comparamos ese 73,9 con la media de la Unión Europea de los 15, 68,8 podríamos concluir que no hay tanta diferencia. La cuestión radica no tanto en esa tasa de reemplazo sino, en cómo se financia. Y ahí radica el problema: solo tenemos un pilar para pagar las pensiones, que son las cotizaciones sociales de los afiliados a la Seguridad Social.**
Si damos por buenas las previsiones demográficas de arriba, la pregunta es: ¿podremos mantener esa tasa de reemplazo intacta si dentro de 40 años habrá la mitad de trabajadores que ahora por pensionista?
Los expertos con los que hemos hablado dicen que no. No al menos con el sistema actual. ¿Qué hacer entonces? Algunas de las propuestas que se barajan:
1. Alterar las cifras: retrasar la edad de jubilación para que las previsiones demográficas no sean tan malas como las expuestas arriba. Pero eso no solucionaría el problema (solo una pequeña parte según los expertos).
2. Aumentar el cómputo para calcular la pensión. Ahora se tienen en cuenta los últimos 25 años de tu vida laboral. Es decir, la Seguridad Social hace una media de lo que has cotizado durante los últimos 25 años antes de jubilarte para decirte qué pensión vas a cobrar. Si este cálculo se amplía a TODA tu vida laboral, desde el primer día que trabajaste, ¿qué pasa? Pues que tu salario cuando te incorporaste al mercado laboral era mucho menor. Así que cuanto más se amplía el cómputo de vida laboral, más baja la pensión (te baja la media).
3. Cambiar el sistema y construir un segundo pilar. Es decir, que las pensiones no SÓLO se paguen con las cotizaciones a la Seguridad Social de los que trabajan hoy. Obligar, incentivar, etc. a que las personas se preparen para su jubilación, como hacen en Dinamarca, Suecia, Alemania…
Y por no hacer más largo este post, lo dejamos aquí. El próximo día retomamos el tema desde las alternativas a un sistema puramente de reparto.
NOTAS
* Ojo, esto no quiere decir que vayas a cobrar 1.478 euros si ahora ganas 2.000 euros. Lo que indica es que como media, una persona que cobraba 2.000 euros antes de jubilarse, como media se le queda una pensión de 1.478. La cifra total dependerá en gran parte de los años cotizados.**A partir de 2013 se separan las fuentes de financiación. eso significa que las cotizaciones de trabajadores y empresas SOLO pagarán las pensiones contributivas(las de los trabajadores que han cotizado un mínimo de años). El resto de las pensiones correrán a cargo de los presupuestos del Estado (son las pensiones de las personas que no han trabajado nunca, o no lo suficiente para tener derecho a una pensión contributiva).

Macroeconomía




3 comentarios en “EL PROBLEMA DE LAS PENSIONES EN ESPAÑA I

  1. Roger Senserich habla de ello en http://politikon.es/2013/04/10/la-generosidad-de-las-pensiones-en-espana/ y en el comentario hablan del gráfico, tomado del mismo informe de la OCDE que vosotras.

    Una de las causas de que el gasto en pensiones no pare de subir es que los que entran, por muchos ajustes que se les hagan, tienen prestaciones mucho mayores que los que fallecen. Y es que los ajustes son siempre para los que entran en el sistema, nunca para los que ya están cobrando la pensión (excepto congelación) que son la gran masa.
    Puede que en un futuro se apliquen las mismas reglas de cálculo con 25 años de vida laboral a los que ya están dentro, congelándose la pensión a los que cobran por encima del nuevo importe hasta que por efecto de la inflación ésta se iguale.

  2. Buen artículo, claro y clarificador.

    Solo un matiz que habría que añadir al asunto del periodo de cómputo de la pensión. Si bien es cierto que los trabajadores con cierto nivel educativo suelen disfrutar de salarios mayores en los últimos años de su vida laboral, esto no es aplicable al caso de los trabajadores poco cualificados. Éstos se incorporan antes al mercado laboral, y al final de su vida laboral es cuando suelen experimentar mayores problemas de empleo. Por tanto, para los trabajadores poco cualificados puede resultar beneficioso el cálculo de la pensión teniendo en cuenta toda su vida laboral.

    Un saludo.

  3. Como siempre, claro y ameno. Enhorabuena.

    Casualmente, yo también he escrito hace poco una entrada sobre las pensiones en mi blog (ejem, ejem… mil perdones por el autobombo): http://www.economiapuntes.blogspot.com.es/2013/04/planes-privados-de-pensiones-no-es-oro.html

    En la entrada, me centro en los puntos negativos que a mi juicio presentan los planes de pensiones privados (algo sobre lo que me da la impresión que casi nunca se incide) y en el tercer punto de vuestra enumeración: todas las reformas de las pensiones se centran en reducir el gasto, pero NINGUNA busca nuevas fuentes de financiación. El Pacto de Toledo y la ortodoxia económica establecen que las pensiones sólo deben financiarse con las cotizaciones de los trabajadores, pero… ¿hay alguna razón que no sea de índole ideológico para que no puedan financiarse con impuestos u otras vías? Yo creo que no.

    Enhorabuena por vuestro blog. Es muy bueno (ya me gustaría que el mío fuera la décima parte de interesante que el vuestro).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *