LA TARTA DE LOS IMPUESTOS EN ESPAÑA AHORA Y HACE DIEZ AÑOS


El Gobierno cantó ayer victoria en el apartado de los ingresos. Es decir: Hacienda ha terminado el año 2012 recaudando casi lo que había previsto: 167.731 (se ha quedado corto en tan solo 66 millones de euros). El Ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, alardeaba de la hazaña: había sido muy difícil, pero lo habían conseguido. «Hemos cumplido con creces».
Sin embargo ya sabemos que parte de este aumento de la recaudación (en 2012 Hacienda ingresó un 4 por ciento más por impuestos que en 2011) es pan para hoy y hambre para mañana: las empresas han adelantado al Gobierno parte de lo que les tocaba ingresar en 2013. (Recomendamos la lectura de este post de Nuño Rodrigo en Cinco Días).
Montoro argumentaba, sin embargo, que la mitad de la recaudación extra por la subida de impuestos aprobada por el Gobierno del PP se debía al aumento de ingresos por el Impuesto de Sociedades: es decir, que las empresas (y sobre todo, las grandes empresas) habían pagado más este año. (Insistimos, más bien han adelantado más impuestos para que al Gobierno le cuadren sus ingresos). Este resultado ha sido gracias a las «medidas y los cambios adoptados por el Ejecutivo», explicaba el Ministro.
El caso es que la realidad sigue reflejando una aplastante desigualdad en la recaudación de impuestos. Para demostrarlo, veamos cómo se reparte la tarta de los ingresos por impuestos del Estado en 2012.
El impuesto de la renta (IRPF) y el IVA suponen 7 de cada 10 euros que recauda el Estado. El peso que soporta el Impuesto de Sociedades es del 13%. Este porcentaje ha ido reduciéndose a lo bestia en los últimos años (excepto este último ejercicio). En 2011 representaba el 10 por ciento de la tarta de la recaudación y ahora ha subido al 13 por ciento. 
¿Queréis saber si ha cambiado mucho esta distribución de la carga impositiva? Aquí va la tarta del año 2002:
Los ingresos por IVA suponen lo mismo: el 30 por ciento de la tarta. Diez años después la gran diferencia radica en IRPF y Sociedades. En 2002 la renta de las personas físicas aportaba el 36% de los impuestos, ahora el 42%. Antes los impuestos de sociedades suponían un 20% de la recaudación, ahora un 13% (y con trampas).
La cuestión es: ¿es este sistema tributario justo? ¿Cómo es posible que las empresas paguen tan «poco» en comparación con los asalariados y autónomos? Pues porque las empresas se pueden aplicar un montón de deducciones para pagar menos impuestos. De hecho, tal y como recoge este artículo de El País, las empresas pagaron por impuestos solo el 11,6 por ciento de sus beneficios en 2011.

Macroeconomía

Etiquetas: , , , ,




4 comentarios en “LA TARTA DE LOS IMPUESTOS EN ESPAÑA AHORA Y HACE DIEZ AÑOS

  1. Tengamos también en cuenta que a las empresas se les gravan sus beneficios, es decir, los ingresos una vez se han descontado los correspondientes costes, mientras que a las personas físicas se les gravan todos los ingresos que perciben.

    Felicidades por el post. Sencillo, ameno e informativo. 😉

  2. Estos gráficos sólo reflejan una realidad: que la abrumadora mayoría de las empresas han dismunido sus beneficios respecto a los años gloriosos (si es que no han desaparecido). Se trata de una CONSECUENCIA de la crisis, no de una CAUSA. A la mayoría de las empresas YA LES GUSTARIA estar en situación de pagar impuestos. Con un 26% de paro y con 50.000 empresas o autónomos cerrando cada año en España, subir el Impuesto de Sociedadaes no parece una muy buena idea. De hecho, las empresas españolas son de las que más Impuesto de Sociedades pagan en Europa. Ah, por cierto: ¿dónde incluis las cotizaciones sociales pagadas por las empresas? Con todos los respetos, me parece un artículo con algún tinte demagógico.

    • Es cierto que la caída de la recaudación refleja, en parte, la disminución de los beneficios de las empresas. Pero, por otro lado, si comparamos el número de ocupados de 2002 con el del cierre de 2012 es prácticamente el mismo (casi 17 millones de personas) que ahora asumen más carga tributaria que hace 10 años. En el caso del impuesto de sociedades, creo que habría que hablar del TIPO EFECTIVO y no tanto del TIPO TEÓRICO, ¿no? En ese caso, desde luego, España no es el país donde más impuestos pagan las empresas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *