¿ME EXPLICAS CÓMO FUNCIONA EL SISTEMA ELÉCTRICO ESPAÑOL (I)?



Es necesaria una “pedagogía entre los consumidores” para que sepan que “detrás de cada tecnología hay unos costes que inciden en el recibo de la luz”. Los usuarios se van a decantar siempre por las tecnologías más ‘verdes’, pero su criterio podría cambiar “cuando sepan el coste de la energía“.

Es parte del discurso de José Manuel Soria, Ministro de Industria, Energía y Turismo, recogido en esta crónica de El Confidencial.Llevaba ya tiempo queriendo hacer un post sobre la factura de la luz y las reflexiones de Soria han sido determinantes. ¡Sí! ¡Hagamos de una vez pedagogía entre los consumidores!Todos los días se celebra una subasta para saber cuánta energía va a hacer falta durante cada una de las horas del día siguiente. El problema de la electricidad es que no se puede almacenar. Hay que intentar casar muy bien la demanda con la oferta porque sino… puede haber un apagón y problemas.

Imagina que hacen falta 100 megawatios. ¿Quién los va a producir? pregunta el sistema. ¿Quién entra y quién se queda fuera? Depende de quién seas y del precio al que ofrezcas tu energía

  • Las centrales nucleares ofrecen 20 MW. Hay que dejarles entrar sí o sí: es barata y además un reactor no se puede parar de la noche a la mañana.
  • Las centrales hidroeléctricas ofrecen 15 MW. Energía barata, renovable, ¿qué más se puede pedir?
  • El resto de energías renovables ofrece 20MW. Entran también en la subasta porque no se puede desperdiciar una energía que no genera CO2 y que si no se consume se perderá.
  • Las centrales que utilizan gas y petróleo para generar electricidad ofrecen 35 MW y a diferencia de las centrales nucleares pueden producir más o menos energía dependiendo de las necesidades.
  • Las centrales de carbón ofrecen los 10 MW que quedan para cubrir los 100.
¿A qué precio se pagará toda esta energía? Si dejamos las renovables (menos hidroeléctrica) fuera: se pagarán todos los megawatios al mismo precio. ¿A cuál? El sistema está diseñado para que todas terminen cobrando el precio de la más cara, el último tipo de energía en entrar, en este caso. El carbón le ha dicho al subastador que puede producir 10MW a 45 euros cada uno. Así que todos cobran a ese precio.
Pero si a la nuclear y la hidroeléctrica, dos energías que presumen de ser baratas, les cuesta, pongamos, 10 y 15 euros producir cada megawatio, ¿cómo les vamos a pagar 45? A esos millones de más que se llevan estas energías en cada subasta se les conoce como beneficios caídos del cielo. ¿Están justificados?
Desde el punto de vista económico, un kilowatio nuclear o generado con carbón es igual: ilumina lo mismo, pone las mismas lavadoras, es de la misma calidad. Así que no se puede discriminar en función de su origen porque, al fin y al cabo, están produciendo lo mismo.
Otra cosa es que el sistema considerara abusivos los beneficios que se llevan nucleares e hidroeléctricas tal y como está diseñada la subasta. Hay además del obvio, dos motivos más para que no cobren tanto:
1. Porque se trata de centrales que no tienen competencia. ¿Quién va a construir una central nuclear? ¿Y una hidroeléctrica? Es un mercado cerrado. ¿A qué precio se concedieron las licencias de explotación de los saltos de agua? ¿Durante cuánto tiempo? Es una información muy complicada de saber. Estas centrales saben que siempre venderán la energía que produzcan. Y que lo harán sin competencia.
2. Porque se trata de centrales ya amortizadas, es decir: ya han ganado todo lo que tenían que ganar cuando se diseñaron y construyeron y lo que cobran son, básicamente, BENEFICIOS puros y duros.
Los que dicen los detractores de este sistema es que las centrales nucleares e hidroeléctricas deberían ganar dinero pero no tanto: deberían devolver parte de esos enormes beneficios caídos del cielo. Las compañías (suelen ser las mismas las que tienen una central nuclear que las que explotan una central hidroeléctrica) argumentan que no es verdad que hayan amortizado todas sus inversiones y que por lo tanto, no se puede hablar de beneficios caídos del cielo.
¿Ha hecho algo el Gobierno respecto a los supuestos beneficios caídos del cielo? No. Como decían los expertos en el sector elétrico, Jorge Fabra y Natalia Fabra, en Economistas Frente a la Crisis: “Pagamos la palometa a precio de merluza”. Recomendamos mucho que leáis su artículo del día 23/12/2012: Una reforma para la regulación del sector eléctrico.

Continuará.

Empresas, Macroeconomía

Etiquetas: , , , ,




1 Comentario en “¿ME EXPLICAS CÓMO FUNCIONA EL SISTEMA ELÉCTRICO ESPAÑOL (I)?

  1. Muchas gracias por este artículo. Está ahora todo muy clarito. La duda que me entra es si en otros países tienen sistemas similares.

    Un apunte, la energía hidroeléctrica es “relativamente” renovable si computamos el impacto ambiental en los cauces de los ríos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *