UN RESUMEN DE 2012 EN 12 POSTS


En el último consejo de ministros de 2011, el del 30 de diciembre, por si no os acordáis, se aprobó el superijeretazo con subida de impuestos incluída. Pero también el recién estrenado Gobierno del PP decidió recuperar la desgravación por vivienda…. Una de sus pocas promesas electorales cumplidas.
El Gobierno publica en el BOE el día 11 de febrero sus medidas urgentes para la reforma del mercado laboral. Objetivo: frenar la sangría de destrucción de empleo y fomentar la creación de puestos de trabajo. Unos cambios que iban a marcar «un antes y un después en la legislación laboral en España».
El mismo mes que el presidente de Mercadona decía que teníamos que aprender mucho de los chinos, encontramos un maravilloso estudio que analizada la marcha atrás en las políticas keynesianas. De manera asombrosa consiguieron imponerse en muy poco tiempo en año 2009 y 2010 pero con la misma rapidez desaparecieron para dejar paso a un nuevo consenso: el de la austeridad.
Los inversores empiezan a desconfiar de las promesas de rectitud en el gasto del gobierno de Rajoy. El presidente español se destapó en Bruselas con otro objetivo de reducción de déficit (el 5,8% frente al 4,4% pactado). La cosa quedó en el 5,3%. Pero los mercados empezaron a sospechar que las cuentas no iban a cuadrar. Este mes se anunció la amnistía fiscal para los defraudadores.
El Gobierno decide actuar en Bankia, la entidad sistémica más vulnerable. Rodrigo Rato abandona la entidad y le sustituye un veterano de la banca, el ex nº2 del BBVA, José Ignacio Goirigolzarri. Las cuentas de la entidad se reformulan y pasa de ganar 42 millones de euros a perder 3.318 millones. Las acciones de Bankia se hunden. Cinco días después de intervenir Bankia, el ejecutivo trata de frenar el contagio de dudas al resto del sistema financiero aprobando una nueva reforma (la segunda en tres meses).
El bono español a 10 años supera por primera vez en la era euro el 7% de rentabilidad. En los informativos, periódicos, tertulias y radios no hay día que no se hable de la prima de riesgo. Se especula con la posibilidad de que Grecia pueda abandonar el euro, dependiendo de quién gane las elecciones generales. El proyecto de moneda única zozobra. España solicita un rescate para su banca. La única manera de salir de la crisis es romper con el círculo vicioso entre deuda del Estado y el sistema financiero.
Julio: Un plan para ahorrar 65.000 millones y un banco malo
La prima de riesgo española sube hasta los 600 puntos básicos.  Montoro dice que hay quitar la paga extra a los funcionarios porque «no hay más dinero». El Gobierno aprueba un nuevo paquete de recortes y aumento de impuestos. Da marcha atrás en la desgravación de la vivienda: a partir de 2013 desaparecerá para todos. La Comunidad Valenciana pide su rescate al quedarse sin un euro.  En Europa se baraja la posibilidad de darle ficha bancaria al nuevo fondo de rescate del euro para dotarlo de mayor poder. Y Bruselas nos impone crear un banco malo.
Te lo contamos en Un banco malo ¿es bueno?Agosto: El «whatever it takes» de Draghi
Agosto: El BCE y su artillería
Fue un mes en el que leímos mucho e incluso nos atrevimos a recomendarle una lectura de verano a Rajoy y Merkel. Mario Draghi nos soltó que el BCE estaba dispuesto a hacer «todo lo necesario para salvar el euro», pero no concretó nada. Al bono español no le sentó muy bien.
Draghi concreta más su plan: nos ayudará pero primero tenemos que pedir un rescate para todo el país. Los famosos auditores de la banca nos sueltan que, en el peor de los casos, los bancos españoles tendrán que hacer frente a unas pérdidas de 270.000 millones de euros entre 2012-2014. La mala praxis de la banca es un hecho que nadie puede negar. Volvimos de vacaciones publicando un manifiesto.
Se rumorea que España pedirá su rescate en breve, en cuanto Alemania lo autorice. Mientras tanto se van sabiendo más cosas del banco malo: el Gobierno quiere que más de la mitad de su capital sea privado. Y mucha gente se pregunta, ¿cómo hemos podido llegar hasta aquí? ¿Qué ha fallado en el sistema financiero?
El tema de los desahucios se vuelve tan crítico que el gobierno aprueba nuevas medidas para tratar de frenar su número. Los bancos se resisten a que se cambie la ley hipotecaria porque de ella depende la comercialización de sus cédulas hipotecarias (unos títulos que les sirven para tomar prestado dinero del BCE). Bruselas impone las pérdidas a los que compraron preferentes y deuda subordinada de las cuatro entidades nacionalizadas: apechugarán con 10.000 millones de pérdidas.
Llega por fin la ayuda de Bruselas a los bancos: casi 40.000 millones de euros. Las cuatro entidades nacionalizadas traspasan al banco malo 36.000 millones de euros en activos inmobiliarios. Y nosotras hacíamos repaso del año a través de los mejores libros del año y las entrevistas que habíamos hecho a algunos de sus autores.

Bancos, Bankia, Macroeconomía, Mercados

Etiquetas:




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *