UN BANCO MALO ¿CON DINERO EXTRANJERO?



Pero no sabemos lo más importante de todo, ¿a qué precio? ¿Cuánto dinero pagará el banco malo por esos activos tóxicos (solares, viviendas, edificios sin terminar, hipotecas fallidas, créditos al ladrillo… )?
Luis de Guindos no lo terminó de aclarar en su comparecencia el miércoles. Se comprará por su “valor económico real”. ¿Y alguien sabe lo que es eso? Nosotras no.
La cuestión del precio que pague el Banco Malo (recordamos, CON DINERO PÚBLICO) por esas inversiones de los bancos rescatados (que son cuatro) tiene implicaciones muy importantes. Es una especie de cuadratura del círculo. ¿Por qué? Porque debería contentar a tres partes con  intereses muy diferentes.
1. EL DEL BANCO NACIONALIZADO QUE VENDE.
Imaginemos que Bankia solo tiene para traspasar al banco malo 100 millones de un solar. En su balance pone que el suelo vale 100 millones, pero eso no se lo cree nadie. El Gobierno del PP obligó en febrero a los bancos a provisionar el 80% de este valor. Es decir, que sacaran 80 millones de euros de alguna parte (de sus beneficios, de la venta de algo pero NO de los depósitos) y los metieran en la hucha de los imprevistos. 
Si Bankia hizo los deberes, estaría preparado para cobrar solo 20 millones por el solar. La luz de pérdidas saltaría: ¡¡¡¡80 millones !!!! Pero no pasaría nada: como están provisionados, se rompería el cerdito y aquí paz y después gloria.
¿Y si el banco malo solo le paga 15 millones? Pues tendría un agujero de 5 millones sin cubrir: necesitaría más dinero.
Conclusión: Si las pérdidas de las ventas al banco malo no se pueden cubrir con las provisiones, entonces hará falta más dinero público en la entidad rescatada 
2. EL DE LOS BANCOS NO RESCATADOS
Si el Banco Malo paga 15 millones por el solar de Bankia, ese precio es una referencia para las operaciones futuras en el mercado. Es decir, si el Banco Malo empieza a “tirar los precios”, eso afectará a las siguientes ventas que quieran hacer los bancos sanos de sus suelos, viviendas, oficinas…
“Oye, que el solar de Bankia se vendió por 15 millones.”
“Ya, pero este es mejor.”
“Bueno, no te voy a dar más que 16 millones.”
“¡Pero si costaba 100 millones hace cinco años!”
El banco sano, igual Bankia, tiene 80 millones provisionados por este suelo (recodamos, obligado por ley del PP). Si le pagan solo 16, para recuperar los 100 millones le faltan 4 millones. NECESITA MÁS DINERO para cubrir las pérdidas. Eso no sería un problema, en principio, para esta entidad fuerte, pero no le haría mucha gracia destinar más parte de sus beneficios a cubrir más pérdidas o bajar el dividendo (intereses) de sus accionistas por culpa de esto.  
3. EL DE LOS INVERSORES PRIVADOS-EXTRANJEROS
Luis de Guindos aseguró que el 55% del Banco Malo estaría en manos de fondos privados. extranjeros. Eso significaría que no se utilizaría tanto dinero público para comprar lo que ahora nadie quiere. ¿Y qué pintan estos fondos en nuestro banco malo? ¿Es que resulta una inversión interesante para ellos? Pues depende. ¿De qué? Pues como en los casos anteriores, del precio.
Estos inversores querrán que el precio que pague el Banco Malo por los solares y viviendas sea muy bajo. Así, cuando el mercado empiece a recuperarse, las ganancias serán más abultadas. Se compra por 10 y se vende por 30 al cabo de los años, la ganancia son 20. Si se compra por 20 y se vende por 30, el beneficio de esos inversores se reduce a la mitad.
Pero claro, ya hemos visto antes, que si se paga un precio muy bajo entonces, siguiendo nuestro ejemplo, Bankia necesitaría más ayudas públicas para hacer frente a las pérdidas y el resto de entidades no estarían muy contentas porque condicionaría el precio de sus ventas futuras.
Pero si el banco malo no compra a un precio atractivo (es decir, bajo) a los inversores privados-extranjeros no les interesará participar.
¿Cuál es la solución? ¿Es posible contentar a las tres partes? ¿Se puede hacer si se aspira a tener un 55% de participación privada extranjera? Nosotras creemos que no. Y lo poquito que sabemos después de hablar con gente en el extranjero que se dedica a esto, es que no hay mucho interés en entrar en el Banco Malo Español. Pero el Gobierno parece muy convencido de lograrlo. Y ahí es donde pueden jugar un papel los bancos nacionales españoles (cubrir el hueco que no cubren los inversores extranjeros). Aunque parece que no les hace mucha gracia invertir en este banco malo…  
La posibilidad con la que se especula es que el Banco Malo pague con el descuento para el que están preparados los bancos y aplicarle como mucho, un 5% de rebaja adicional. No trastocaría mucho las necesidades de dinero de las entidades rescatadas, no supondría tirar los precios para el resto, pero falta por ver si será suficiente como para atraer el interés extranjero.

Bancos

Etiquetas: , ,




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *