UNA CRISIS DE PELÍCULA VI: DRAGHI-GANDALF Y LA COMUNIDAD DEL EURO


Imagen del blog A mi me da miedo
Mario Draghi no acudirá a la reunión anual de banqueros centrales del mundo de este fin de semana. Nuestro presidente del Banco Central Europeo ha cancelado su viaje por motivos de trabajo. No nos extraña, la verdad. Draghi-Gandalf está muy ocupado tratando de salir airoso de las minas de Moria, salvar a los hobbits en apuros (léase España e Italia) y enfrentarse al diablo de Balrog (los mercados y especuladores variopintos).
 
No sé si recordáis esa escena del Señor de los anillos: La comunidad del anillo. En la adaptación de Peter Jackson el diálogo es algo así:
 
Gandalf: ¡Cruzad el puente, rápido!          
(Ruge el monstruo Balrog)          
(Todos corren)                           
Gandalf: ¡No puedes pasar! ¡No puedes pasar! Soy el servidor del fuego secreto, dueño de la llama de Anor… El fuego oscuro no te servirá de nada, ¡llama de Udún! Vuelve a las sombras ¡No pasarás!
 
El demonio se resiste pero Gandalf, aparentemente, termina imponiéndose…
 
En nuestra crisis de película, nuestro mago Draghi-Gandalf conoce el peligro al que se enfrenta. Al igual que el mago de Tolkien cree que tiene posibilidades de deshacerse del diablo. Piensa que con enseñarle al Balrog su poder (el «whatever it takes» en el caso de Draghi) será suficiente. Pero es eso, una amenaza: «ojo, que si pasas de aquí, te fulmino».
 
El Balrog, es decir, los mercados/especuladores, temen a Draghi-Gandalf porque saben que puede destruirles (en este post hablamos de cómo el BCE podría acabar con los ataques especulativos: comprando deuda a diestro y siniestro).
 
Aclaradas ambas posiciones, llega ahora lo más importante: 
 
¿Será suficiente con mostrar su poder para ahuyentar a los mercados y hacerles retroceder? ¿Bastará con blandir su llama de Anor para librarse del monstruo y salvar la Comunidad del euro?
 
Para Draghi sería la mejor de todas las opciones. Él, en realidad, no quiere luchar. Prefiere que la amenaza surta efecto. Pero ¿y si está equivocado? ¿Y si el monstruo trata de cruzar el puente a pesar de sus advertencias? Draghi-Gandalf tendrá abandonar la estrategia de los discursos disuasorios y emplearse bien a fondo para librarse de él. Una batalla dura, cuerpo a cuerpo y a muerte. 
 
¿Quién ganará en nuestra crisis de película? En la de Tolkien ya sabemos lo que pasa:
 
Gandalf creyéndose a salvo del Balrog (que se precipita al profundo agujero), le da la espalda. Pero en sus últimos coletazos, uno de las llamas del demonio alcanza al mago por el pie y lo tumba. Al darse cuenta de que no puede zafarse, el mago les dice a sus amigos de la Comunidad:
 
Gandalf:  Huid, insensatos.
 
Continuará…
 
 
 
Otras historias de crisis de película:

Bancos, Mercados

Etiquetas:




1 Comentario en “UNA CRISIS DE PELÍCULA VI: DRAGHI-GANDALF Y LA COMUNIDAD DEL EURO

  1. Cada día creo más firmemente que esta pandilla de gestores pre-jubilados que tenemos en Europa nos van a llevar al abismo; ya vale de tener a Draghis, Merkels y compañia y que el Parlamento Europeo ( y todos los parlamentos nacionales) se renueven con gente joven que segguramente tendrá otras ideas más frescas con las que poder salir de la crisis

Responder a J.M. González Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *