KRUGMAN QUIERE SALVAR EL EURO MIENTRAS ESPERA SU COCHE VOLADOR



Fuimos la entrevista número once del día para Paul Krugman. Pasadas las 19.30 de la tarde del lunes pasado. No podía disimular que estaba ya cansado. Y a pesar de todo, fue encantador (contrariamente a lo que han comentado otros que le entrevistaron). Fue paciente, amable e incluso, divertido. Cuando le preguntamos sobre su próximo libro bromeó con la posibilidad de que fuera una «novela light o «soft porno», «que es lo que más se vende». Se dejó grabar todo lo que le pedimos, y además luego, a pesar de su agotamiento, le quedaron ganas de quedarse diez minutos con nosotros hablando de otra de sus pasiones: la música.
No toca ningún instrumento, «bueno, un poco el oboe de mi época del instituto», corrige. Reconoce que se pasa el día escuchando música y si la atención se lo permite, viendo videos musicales. «Sobre todo de actuaciones en directo, que es lo que más me gusta». Sacó de su mochila negra dos veces el Ipad en el que descarga todos los videos para enseñarnos los grupos y las canciones de las que nos estaba hablando. Había muchos videos (incluida una serie de ciencia ficción de la que no recuerdo el nombre). Krugman era otro. Cuando le comenté que parecía mucho más entusiasmado hablando de música que de economía, me contestó: «Claro, es que la economía ahora es muy deprimente.» No creo que ni sus detractores le puedan llevar la contraria en esto.
Así que os dejamos con el enlace de la entrevista que se emitió en Noticias Cuatro el día 7 de julio y el resumen que hicimos para la página web. Y también, con la canción que nos recomendó para terminar su entrevista. 
Eso si todavía os apetece ver OTRAAAA entrevista a Krugman.

Entrevista en Noticias Cuatro.

Entrevista larga para Telecinco Informativos.

Recomendación musical de Krugman: «Civilian» de Wye Oak.  

Sin categoría

Etiquetas: ,




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *