FICHA BANCARIA PARA EL FONDO DE RESCATE :¿QUÉ SIGNIFICA?


La posibilidad de dar «ficha bancaria» al próximo Fondo de rescate (MEDE) ha dado un respiro a nuestra prima de riesgo que ha interrumpido su escalada galopante. ¿A qué se debe? ¿Qué es eso de la ficha bancaria? ¿Qué cambia?

El «supuesto» fondo de rescate (todavía no aprobado ni en funcionamiento, de ahí lo de supuesto), se llama MEDE y se supone que es nuestro salvavidas en esta crisis. Estará dotado con una munición de 500.000 millones de euros. Eso es mucho dinero, podríais decir algunos. Sí, pero no. Insuficiente para la mayoría si se quiere hacer frente a los ataques a la deuda española e italiana.

¿Por qué? Pues porque ambos países tienen una deuda en circulación que sobrepasa en bastante esa cifra. Pensemos en esto como en una guerra: si el enemigo (los aterrorizados mercados y especuladores) saben cuántas balas tenemos (500.000 millones) ¿no pueden jugar a obligarnos a disparar en falso para forzarnos a quedarnos sin munición y obligarnos a rendirnos?

Darle la ficha bancaria significaría munición ilimitada. Como cualquier banco, el MEDE podría acudir al dinero que el Banco Central Europeo tiene a disposición de las entidades. Es decir, si necesita ser más grande no tiene que esperar a que se celebre una cumbre de jefes de Estado, a que se pongan todos de acuerdo , a que se venzan las reticencias de países que no quieran poner más dinero, etc. Acude a Draghi y se lo deja.

Con todo ese dinero el MEDE empezaría a comprar deuda española e italiana. Esas operaciones ayudarían a recuperar el precio de esos títulos, lo que como ya sabéis por las clases de bonos, implicaría menor rentabilidad y menor prima de riesgo. Pero es que además, los especuladores tendrían mucho más cuidado porque el «poder» del MEDE con ficha bancaria sería mucho mayor: la deuda comprada serviría de aval para conseguir más dinero del BCE.

La ficha bancaria del MEDE sería la alternativa al llamado «botón nuclear» del BCE del que hablamos hace dos años, y que es la fórmula que han utilizado países como Estados Unidos o Inglaterra. Básicamente, el botón nuclear (también llamado bazuca en algunos medios) consiste en que el Banco Central compre la deuda. El BCE lo ha hecho, pero en cantidades insignificantes. El Gobierno lleva tiempo utilizando toda su ofensiva diplomática para que el BCE lo accione, pero el gobernador Mario Draghi se niega. Dice que no está para solucionar este tipo de problemas.

Pero hoy las declaraciones de Draghi en la línea de haremos todo lo posible para defender el euro y «créanme, será suficiente», han ayudado a relajar la tensión en los mercados. Ayer el gobernador del Banco Central de Austria, apuntó a la posibilidad de la ficha bancaria para el fondo de rescate. Al Gobierno español le parece perfecto. El ministro de Exteriores, el mismo que llamó al BCE banco clandestino, ha dicho que ésa es la solución. Parece más factible que el famoso «botón nuclear».

Bancos, Mercados

Etiquetas: , , , ,




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *