UNA CRISIS DE PELÍCULA II: CRUZAR UN CAMPO DE ASTEROIDES



El intrépido HanRajoy ha decidido adentrarse en una lluvia de asteroides. Es la única forma de escapar de las garras de los destructoresmarkets y de los cazacortos imperiales. Pero, a diferencia de la película, nuestro HanRajoy no pilota el Halcón Milenario, sino un enorme crucero estelar. ¿Es posible salir airoso de esta tormenta? ¿Puede una nave de este tamaño esquivar los meteoritos?
Lo tiene difícil nuestro héroe. Pero va apañado si  su nave lleva acoplada otra (de tamaño considerable, pero menor) . «¡Así ya es prácticamente inviable maniobrar!», se lamenta HanRajoy, «¡NOS VAMOS A CHOCAR CONTRA EL PRÓXIMO ASTEROIDE QUE VENGA!»
Los destructoresmarkets se acercan cada vez más, nos siguen atacando porque saben que tarde o temprano, caeremos: es imposible que dos naves de este tamaño unidas puedan cruzar semejante lluvia de metoritos. No hay piloto en la galaxia capaz de hacer eso.   
Pero HanRajoy ha tenido una idea: si separa ambas naves entonces habrá una posibilidad. Cada una por libre tiene más probabilidades de escapar porque es más manejable y puede sortear mejor los asteroides. «Sí, hay que desacoplar las naves», ordena. «Pero señor…» «Que no me contradigas… Hay que desacoplarlas porque aunque terminemos tocados, y perdamos algún componente por el camino, por lo menos habremos conseguido escapar y superar esta tormenta», les dice a los suyos. «Pero señor, si me permite…»
Pues algo así ocurre ahora con el riesgo país (la nave de HanRajoy) y el riesgo bancario (la nave adosada). Navegan juntos. El Estado, con todas las medidas que ha ido tomando, ha terminado por asumir el riesgo del sector financiero. Se lo ha acoplado. Si el rescate a los bancos se hace a través del FROB se refuerza este vínculo todavía más.  Y esta persistente unión está dañando las posibilidades de escapar vivos. (HanRajoy se acaba de dar cuenta). Los mercados saben que la nave (más su adosada) es demasiado grande para pilotar en esta tormenta de asteroides.
«Pero señor, si me permite… » «¿Qué pasa?», protesta HanRajoy. «Que es imposible desacoplar las naves. La comadante de la República alemana no nos autoriza. Dice que la operación costaría demasiado dinero a la Alianza.»
Y en esas estamos. A lo mejor cuando se decidan ya nos hemos estampado contra un asteroide

(Lo sé, algunos me vais a matar por lo de HanRajoy…)

Sin categoría




2 comentarios en “UNA CRISIS DE PELÍCULA II: CRUZAR UN CAMPO DE ASTEROIDES

  1. Os vamos a matar a besos, sois geniales, estas explicaciones de economía y haciendo una «parodia» sobre una película están bien,son simpáticas y fácil de entender.

    Yo creo que aún siendo verdad que todos los políticos son iguales,por lo menos Rajoy intenta salvar la situación sin tener que ceder el Estado Español a la U.E , y si poco a poco acaba con el despilfarro público, sindical y de esta estructura del Estado imposible de mantener, el resultado será un país más serio, y sin tanto corrupto, con cuentas claras y transparentes.

    Aunque otra versión es que no quieren ni los unos ni los otros que se nos rescate por que acabarían desde la U.E con el cortijo que aquí tienen todos montado.

    • Miguel Ángel, no creo que a ningún politico le resulte fácil la idea de que vengan otros a ejercer y tomar decisiones por él. Da igual que se llame Rajoy, Zapatero o Pepito Grillo. Nos queda muuuuucho camino por delante y estará lleno de baches. Esperemos que aguante el motor. Gracias por tu comentario tan gracioso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *