UNA CRISIS DE PELÍCULA I: LA NADA AVANZA EN EUROPA


El mundo de Fantasía Europa clama ayuda ante el avance inexorable de la NADA. Atreyu Barroso intenta rescatar a su caballo Atenartax de las arenas movedizas de una ciénaga. La Euroemperatriz palidece en su Torre de cobre, níquel y papel. Todo el reino está en peligro. Muchas cosas están empezando a desaparecer. Un terrible hombre lobo acecha a los protagonistas. De su cuello pende un collar con el símbolo de VC (ventas en corto). Nadie ha visto a Fújurdraghi, el valiente y hermoso dragón. Mientras, la NADA no se detiene. Es rápida. Los hombres comecementoespain se han quedado sin piedras con las que alimentarse. Han emprendido la huída. Todos esperan que la Euroemperatriz les salve. Pero ellos no saben que está enferma. Gravemente enferma. Fantasía tiene los días contados. Bastian Merkel sigue escondido en el desván de su colegio Bundesbank. No se ha dado cuenta de que todo depende de él.  La Euroemperatriz lleva tiempo intentándose comunicar con él. Pero a Bastian Merkel le falta fe. Todavía no se ha dado cuenta de que forma parte de Fantasía. Y que la única forma de salvarla de la NADA es…
Continuará (o no).
Esto no es la historia interminable.

Sin categoría




2 comentarios en “UNA CRISIS DE PELÍCULA I: LA NADA AVANZA EN EUROPA

  1. ¿Cuando se le va a cortar el cuello al hombre lobo de las Ventas en Corto?
    Alquien me puede explicar por qué los gobiernos (deuda púnlica, bonos,…) cotizan en bolsa? No deberia de quedar el juego de los mercados para las empresas privadas, y jugar los Estados en otro tipo de mercados acotados?

  2. No he visto esta película, pero Bastian Merkel, no es que no se de cuenta de que forma parte de Fantasía, es que tiene que tomar una gran decisión si intenta salvar a Fantasía puede hundirse con ella (Alemania no puede tirar ella sola de fantasía), si salva a su familia (los Alemanes)y renuncia a Fantasía donde encuentran mercado para sus productos (maquinaria,coches, etc….)

Responder a Miguel Angel Garcia Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *