REFORMA FINANCIERA DE MAYO: EL REFUERZO DE LAS DEFENSAS FRENTE AL LADRILLO


Para que la burbuja no les estallara en la cara a los bancos, el Gobierno aprobó en febrero una reforma financiera. Tres meses después, ha tenido que aprobar otra todavía más exigente. La idea es simple: el mercado inmobiliario terminará petando. Y los bancos, o están bien preparados para ese momento, o se hundirán.  
Las cifras son estas: 310.000 millones de créditos al sector inmobiliario y promotor, de los que: 
  • Grupo I: 120.000 millones son préstamos buenos (pagan religiosamente todos los meses).
  • Grupo II: 105.000 millones son préstamos malos (o morosos o con alta probabilidad de dejar de pagarse).  
  • Grupo III: 85.000 millones son pisos, oficinas y suelo adjudicados por impagos (Ej: un construcctor les dejó de pagar y les dio unos terrenos para saldar la deuda).
  • La suma de Grupo II y III nos da que bancos y cajas tienen activos (un crédito es una activo en el balance de un banco porque te da derecho a cobrar dinero) problemáticos en sector ladrillo de… 190.000 millones. Esa cifra representa el 13 por ciento de TODOS los créditos que ha concedido el sistema. 
Hasta aquí todo claro, ¿no? Supongamos ahora que somos un banco y que prestamos 600.000 euros a un promotor para comprar un solar. ¿Cómo nos afectan los cambios de hoy?
La primera pregunta que deberemos contestar es: ¿está al día el señor promotor? ¿Ha pagado todas las letras hasta ahora?
Caso A. El promotor es moroso y/o nos adjudicamos el suelo como pago del crédito (Grupo II y III). LA REFORMA DE HOY NO NOS AFECTA. Pero sí la de febrero. Entonces el Gobierno exigió que el suelo debería estar provisionado un 80%. Es decir, deberíamos sacar/ganar dinero para meter en una hucha para cuando estalle la burbuja, 480.000 euros (el 80% de 600.000). 
Caso B. El promotor es un buen cliente. No ha fallado en ni un solo pago (Grupo I). LA REFORMA DE HOY SÍ NOS AFECTA. Ya en febrero nos pidieron que provisionaramos “por si acaso” un 7% (42.000 euros). Hoy nos piden elevar esa cobertura al 52% (312.000 euros). Es decir nos harían falta otros 270.000 euros en la hucha (312.000-42.000).
  
Si los cambios de febrero supusieron llenar la hucha en 44.000 millones de euros, los de la reforma de hoy añaden otros 30.000 millones. Y eso, sumado a lo aplicado a nuestras cifras de Grupos supondría que, de los 310.000 millones de créditos al ladrillo que han concedido bancos y cajas, habría provisiones para cubrir 137.000 millones. Es decir, el sistema estaría preparado para hacer frente a no recuperar nunca el 44% del importe de esa cartera inmobiliaria. Y no pasaría nada.  
Con esas provisiones el Gobierno cree que el sector está preparado para hacer frente al estallido de la burbuja. Si pasan los años y resulta que terminamos de cobrar nuestro crédito de 600.000 euros al promotor, o vendemos el solar por 300.000 (por ejemplo), la diferencia entre lo ingresado y lo provisionado se convertirá en un ingreso extraordinario para la entidad.  
La segunda pata de la reforma financiera de este viernes es que todos los activos del Grupo III se sacarán OBLIGATORIAMENTE de los balances de los bancos y se unificarán en unos “bancos malos” que se encargarán de darles salida y venderlos (como mínimo un 5% de ellos al año).  
Con esta medida lo que se presende es preparar lo mejor posible a los bancos para asumir las pérdidas del sector inmobiliario, “aligerar” de ladrillo sus balances y dar salida a esos suelos, pisos, oficinas para que por fin estalle la burbuja y podamos pasar página de una vez.  
ACLARACIÓN: Si alguna entidad no gana bastante dinero o no puede reunir la cantidad suficiente de euros para hacer frente a estas nuevas exigencias, podrá pedir prestado al Estado. Tendrá que pagar un 10% aproximadamente de intereses y devolver la cantidad en cinco años. Los cocos, es el instrumento elegido por el Gobierno que calcula que le pedirán unos 15.000 millones. Si la entidad falla en devolver el dinero, o se hunde en el camino, los cocos se convierten en acciones, como pasó en el caso reciente de Bankia

Sin categoría




2 comentarios en “REFORMA FINANCIERA DE MAYO: EL REFUERZO DE LAS DEFENSAS FRENTE AL LADRILLO

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *