LOS TRES HIGHLIGHTS DEL SANTANDER


Hoy ya sabemos que el Banco Santander ganó en 2011 un 35% por ciento menos porque, en parte, ha destinado unos 1.800 millones a sanear su cartera inmobiliaria. No me quiero extender sobre esto porque mañana habrá mucha gente que analizará muchísimo mejor que yo estas cuentas.
Pero sí quiero compartir los tres mejores momentos de la rueda de prensa. Al menos, durante la parte en la que yo he estado.
Mientras los periodistas hacíamos tiempo tomando un café y el consejero delegado se equivocaba de sala para pedir el suyo, Emilio Botín no perdía ni un minuto. Estaba haciéndose fotos en varios puntos del edificio. Sonreía.  
Al terminar su discurso, un tímido grupo de ejecutivos se ha arrancado a aplaudir. No era un aplauso eufórico al jefe, pero tampoco un disimulado apoyo. Ha sido más bien como uno de esos aplausos en los que la gente no sabe si la pieza musical ha terminado y tiene que empezar a palmear. Entonces, Botín nos ha soltado:
“Los periodistas no aplauden, no les ha gustado…”
Y nos hemos reído.
Mi segundo momento favorito ha sido cuando he visto que Emilio Botín también comete errores. 
“El país necesita una reforma laboral de las características que he dicho. Que si luego hay una huelga general, yo no entro en eso. Yo lo que digo es lo que hay que hacer… eh… Bueno digo lo que pienso que hay que hacer.”
Y nada más terminar esta última frase, durante un segundo, Emilio Botín ha hecho un gesto de derrota. Se había equivocado. Ha cerrado los ojos. Ha sido un segundo. Lo he medido. “Se me ha escapado. Mierda”, me he imaginado que pensaba en ese momento. 
Y el tercero ha sido cuando le han preguntado sobre la culpa del sector bancario en la crisis. Y el Presidente del Banco Santander ha dicho literalmente esto: 
“Ah… la culpa. Bueno la culpa… La culpa… La culpa (ríe)… Esto de la banca es una cosa que… Bueno, que sí, que mucha gente… La banca… Bueno, aquí hay bancos… Yo considero que nosotros hemos tenido muy poca culpa y otros muchos muy poca… ¿Por qué? Sí, lo hemos hecho bien, hemos pagado impuestos, no hemos recibido ayudas… O sea,  claro es muy diferente. Otros bancos lo han hecho mal, les han ayudado a costa del erario público. O sea que… banca… Pongamos bancos y bancos. Y dicho eso, bueno pues claro, evidentemente, pues yo creo que hay que echarle una culpa muy grande a los políticos” (y aquí los periodistas hemos vuelto a soltar otra risita. Botín ha mirado a su jefe de prensa y ha continuado)  “claro no han sabido manejar los temas, es como un banco que va mal, pues hay que echar la culpa a quien lo lleva y aquí quien lo ha hecho mal, pues eso los políticos y no voy a concretar… pero hay muchos que lo han hecho muy mal.”
Yo no me puedo creer que Botín no piense que ellos también han cometido errores. Otra cosa es que lo confiese públicamente. Hoy no me da tiempo a entrar en detalles, pero dejo un apunte para el próximo post: ¿y el riesgo sistémico? ¿Eso también lo controlaban los políticos?

Bancos

Etiquetas: ,




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *