LA LECCIÓN DE LA CLASE DE NATACIÓN


“Cuando era una niña, se pasó una clase entera de natación sentada en el borde del trampolín. Solo cuando sonó el timbre que anunciaba el final de la clase se atrevió a zambullirse.”
Así arranca el articulo que la revista The Economist dedica en su último número a Angela Merkel. La anécdota ilustra a la perfección, según esta publicación, la personalidad de la canciller y su actitud frente a la actual crisis del euro. ¿A qué esperará para dejar que sean los  bomberos los que apaguen el fuego? Cuando suene la alarma y se decida ¿será demasiado tarde para salvar el euro? 
Los bomberos, bueno, el bombero, es el BCE. Ya explicamos en este post qué es lo que podía hacer el Banco Central Europeo. Y justo ayer, en coordinación con otros bancos centrales, lanzaron una operación coordinada, pero para los bancos, no para la deuda. 
Hoy Mario Draghi (super Mario) ha respondido a las preguntas de los parlamentarios europeos. Y les ha dicho que dejen de pedirle que haga de bombero, ¡que él es un banquero!: «no se debería pedir al BCE que haga cosas que no están contempladas en el Tratado».
No sé si  lo dice porque es lo que toca decir, porque es políticamente correcto o porque forma parte de una estrategia de decir lo que no piensas. El caso es que su mensaje me ha recordado al encuentro que tuvo con Angela Merkel el pasado día 4 de noviembre.
Draghi acababa de estrenarse al frente del BCE en sustitución de Trichet. Y en su primera reunión como presidente, bajó los tipos de interés. Se atrevió, diría, porque Trichet no fue capaz de hacerlo. Al día siguiente de tomar esta decisión se vio las caras con Merkel en el G20 de Cannes.
Y recuerdo como se acercó ella a él. Draghi estaba hablando con otras personas. LLegó Merkel. Hizo un saludo general. Pero su expresión corporal indicaba claramente que quería hablar a solas con Draghi. Entonces le hizo una señal con la mirada. Lo cogió del brazo y se separaron del grupo.
Es muy probable que sea todo fruto de mi imaginación. Quede claro. Pero puestos a especular diría que Merkel le pedía explicaciones a Draghi. A ver si el italiano se estaba preparando su traje de bombero… 

Bancos

Etiquetas: , ,




1 Comentario en “LA LECCIÓN DE LA CLASE DE NATACIÓN

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *