EL "GORDO" DEL BCE


Ilustración de Iván Solbes

Ya sé que mañana es el día de la lotería de Navidad, pero es que no puedo evitar pensar en la subasta del BCE de hoy como en un gordo de Lotería. 523 bancos europeos han solicitado toda la “pasta” que han querido al banco central. Entre todas las peticiones se han adjudicado 490.000 millones de euros (la mitad del PIB de la economía española). El BCE les cobrará un 1% de interés anual (no está nada mal ¿verdad?). Y la gran novedad es que no tendrán que devolverlo hasta el 29 de enero de 2015.
Así que los bancos se han llenado las carteras de dinero para los próximos tres años ¿para qué?
1. La teoría: para dar crédito a familias y empresas.
2. La práctica: para comprar deuda pública. Los bancos pagan un 1% de intereses y los bonos a 10 años españoles, por ejemplo, dan un 5% de intereses. La diferencia, puro beneficio bancario. A esto se le llama carry trade.
3. También les vendrá muy bien el dinero para hacer frente a préstamos que tienen que devolver (sí, los bancos también piden créditos. El año que viene a los españoles les vencen 120.000 millones) y recapitalizarse (guardar en la despensa más víveres en caso de que la crisis empeore o se prolongue).
Los efectos de las compras de deuda pública ayudarán a tranquilizar las tensiones en los mercados de los países más atacados. España el año que viene, por ejemplo, tiene que hacer frente a vencimientos de deuda de 130.000 millones, para los que tendrá que emitir la correspondiente deuda (a no ser que tengamos ingresos para amortizar, como en una hipoteca).
Habrá un montón de bancos con dinero fresco para invertir y así evitar que los Gobiernos se vean forzados a ofrecer altísimos intereses para colocar su deuda. Es una forma indirecta de que el Banco Central Europeo compre deuda: él da el dinero y otros lo utilizan para comprar bonos y letras. Retomando el símil del BCE subido a un avión, podríamos decir que Mario Draghi, su presidente, es por lo menos copiloto de esta operación Gordo de Navidad.
(Un pequeño detalle técnico: las entidades para llevarse el dinero tienen que dejar «garantías». No vale cualquier cosa. El BCE es quien dice qué tipo de garantías son aceptables. En esta subasta, además de aumentar a 3 años el plazo del préstamo, también ha incrementado el número de productos susceptibles de ser «garantía». Muchos expertos dicen que la gran avalancha de peticiones se debe a que los bancos han aprovechado para dejar en garantía productos que en otros lugares/subastas no les aceptarían como colateral).

Bancos

Etiquetas: , ,




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *