Reflexiones sobre la crisis y los indignados



Ilustración vía The Economist

Esta semana nos han parecido muy ilustrativas esta dos opiniones:

«Tened en cuenta también que la dolorosa experiencia ha dejado claro que la gente con traje y corbata no solo no tiene el monopolio de la sabiduría, sino que tiene poca sabiduría que ofrecer. Así que cuando algunas mentes pensantes dicen que la CNBC se ha burlado de la poca seriedad de los indignados de Wall Street, recordad la cantidad de personas serias que nos dijeron que no había burbuja inmobiliaria, que Alan Greenspan era como un oráculo, y que los déficits del Estado provocarían una subida de los tipos de interés. «

The economist, en su editorial del 1 de octubre, «Tened miedo»:

«… Muchos políticos de los países ricos han fallado a la hora de explicarles a sus votantes la magnitud del problema. En Alemania, donde la tasa de paro está por debajo de la registrada en 2008, la gente tiende a pensar que esta crisis es por culpa de los vagos griegos e italianos. La señora Merkel necesita explicar claramente que también se deberían incluir a los bancos alemanes — y que Alemania se enfrente a la decisión de elegir entre una solución costosa o ruinosa… En tiempos de enormes problemas, los políticos parecen liliputienses. Esa es razón real por la que tenemos que tener miedo.»

Sin categoría




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *