¿QUÉ PROVOCA QUÉ? PREMIO NOBEL DE ECONOMÍA 2011


Foto: Reuters

¿Qué pasará con el consumo de las familias si se sube el IVA? ¿Cómo afectaría a la recaudación? ¿Afectará al PIB? Los Gobiernos de todo el mundo, antes de tomar una decisión económica, necesitan saber cuál será la reacción y el resultado de esa medida. ¿Tendrá efectos indirectos en otras variables económicas? ¿Cuándo se empezará a notar? Se trata de una información vital. La forma de tratar de contestar estas preguntas se basa en complejos modelos estadísticos.

Los últimos premios Nobel de economía, Thomas J. Sargent y Cristopher A. Sims, diseñaron uno de los modelos más utilizados. Se llama VAR (vectores autoregresivos). La clave de sus estudios radica en tratar de saber qué provoca qué.

La mejor forma que hemos visto para explicar su contribución la encontramos vía The Economist. Una traducción más o menos de una parte de este texto (de verdad que se entiende):

«Para darnos cuenta del problema de identificación, supongamos que tomamos como ejemplo el mercado del café y tratamos de explicar las variaciones en su cantidad producida y su precio. Un enfoque tradicional sería aislar una variable que creeamos influye únicamente en la oferta o en la demanda. Una de esas variables podría ser la climatología. Un mal tiempo reduce la cantidad producida de café de todos los precios (…). Si la cantidad de demanda de café no se ve afectada, un cambio del tiempo se traducirá en menos café y por lo tanto, mayor precios. Así que las variaciones del tiempo nos permiten identificar cómo se mueven y qué forma tienen las curvas de oferta y demanda (su intersección fija el precio y la cantidad de café). Pero, ¿es asumible que los cambios meteorológicos no afecten a la demanda de café? Aunque el gusto de la gente por el café no depende directamente del tiempo, como apuntó Sims, los compradores de café saben que el tiempo puede variar y pueden terminar acumulando reservas de café por si se materializan unas condiciones adversas para su producción. Por lo tanto, las expectativas sobre el tiempo (y otros determinantes de la oferta y/o demanda) es posible que afecten tanto a la oferta como a la demanda, de tal manera que al final las consecuencias del mal tiempo no sean exactamente las esperadas.»

Así que el modelo Var de Sims y Sargent soluciona este problema. La conclusión depende de las expectativas que tenga la gente: si piensa que el tiempo va a ser malo, es posible que acumule café antes. Si aumenta la demanda y la oferta no lo hace en la misma medida, ¡el precio del café subirá incluso antes de que llegue el mal tiempo!

Conclusión: es fundamental tener en cuenta las expectativas de la gente a la hora de saber qué efectos tendrán las políticas económicas. Sargent estudió cómo se forman estas expectativas. Sargent las incluyó en los VAR.

Macroeconomía




1 Comentario en “¿QUÉ PROVOCA QUÉ? PREMIO NOBEL DE ECONOMÍA 2011

  1. Me parece muy adecuado incluir les expectavias en el análisis de las curvas de oferta y demanda, incluso «cajón», pero me gustaría saber cuantas variables puede incluir el modelo propuesto, como se escojen, cómo se retroalimenta, etc.
    Gracias por anticipado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *