LA FACTURA LA PAGAN LOS BANCOS


El coste del saneamiento de bancos y cajas (más bien las cajas) no supondrá coste para el contribuyente ni más números rojos para el Estado. Tiene bastante sentido ¿no?

Dicho de otra forma: el dinero PÚBLICO que se ha prestado o directamente metido en las cajas no se va a recuperar todo. Pero el “pato” ya no lo pagarán los contribuyentes (los dueños del dinero público) sino, los bancos. ¿Cómo? Con el dinero que hay en su “seguro”: el Fondo de Garantía de Depósitos (FGD para los conocidos).

¿Qué dinero PÚBLICO hay en juego?
+ 7.551 millones de euros invertidos o inyectados (para el caso es lo mismo) en cuatro cajas: Novacaixagalicia, CatalunyaCaixa, Unnim y la CAM.
+ 10.000 millones de euros en préstamos públicos concedidos a nueve cajas.

¿Cuánto dinero tiene el FGD?
6.593 millones de euros. Cada año suma 850 millones más.

¿De dónde sale el dinero del FGD?
Bancos y cajas están obligados por ley a pagar un “seguro” por los depósitos que captan. Por cada 1.000 euros de ahorros de sus clientes, ellos tienen que pagar cerca de un céntimo al fondo (el nivel puede subir hasta dos céntimos por 1.000 euros). El dinero del FGD sale, por tanto, de los bancos.

¿Qué ha cambiado el Gobierno?
Pues antes había un FGD para las cajas, otro para los bancos y otro para las cooperativas de crédito. Si una caja tenía un agujero, se echaba mano del FGD de las cajas. En el que más dinero había era en el fondo de los bancos. El Gobierno lo que ha hecho es fusionar los tres fondos para que cualquier entidad, sea banco, caja o excaja, tenga acceso a este dinero.

¿Por qué se hace esto ahora?
Porque el proceso dado por el Gobierno a cajas y bancos para sanearse ha terminado, o al menos su primera fase. Y porque ahora el Gobierno sabe que va a perder dinero. Los 2.800 millones de dinero público puestos en la CAM no se van a recuperar (al menos no todos). Todo depende del precio al que se venda. Y es posible que más adelante salgan a la luz más agujeros…

¿Un fondo de garantía de depósitos no es para garantizar los depósitos?
Pues sí, como su nombre indica, se creó para asegurar los depósitos de todos los clientes de bancos y cajas. Por ley, estan protegidos hasta 100.000 euros por persona y entidad.

Es decir, si yo tengo 70.000 euros ahorrados en mi banco/caja X y este quiebra, el FGD me pagaría mis 70.000 euros. Si tengo 120.000, me pagaría 100.000. Si esos 120.000 están en una cuenta también a nombre de mi pareja: entonces a mí me darían 60.000 y a él otros tantos.
La siguiente pregunta es obvia: si el mismo fondo que garantiza mis ahorros se va a destinar también a cubrir los costes del agujero que dejan las cajas… ¿6.593 millones dan para tanto?

El Gobierno dice que sí. También las pérdidas no se van a materializar todas a la vez. Además se insiste en que los FGD también estaban diseñados para “salvar” cajas o tapar agujeros.

¿Qué puede pasar ahora?
Nada. El dinero del FGD es suficiente.
Algo: Gobierno, para asegurarse, aumenta las primas del seguro. Si los bancos/cajas tienen que poner más dinero por los depósitos que captan… Entonces, probablemente, nos lo cobrarán por otra parte.

Bancos

Etiquetas:




1 Comentario en “LA FACTURA LA PAGAN LOS BANCOS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *