PERDER 400 MILLONES EN BOLSA EN 48 HORAS - Economía en dos tardes

PERDER 400 MILLONES EN BOLSA EN 48 HORAS



400 millones de dólares (280 millones de euros). Que cado uno lo divida entre su sueldo para hacerse una idea. Pues esa barbaridad de dinero es lo que perdió en dos días, según leímos en el FT, un fondo especulativo (de esos que los anglosajones llaman hedge funds ) que invertió en petróleo.

No hablamos tampoco de cualquier fondo. Hablamos de , Clive Capital, el fondo que más dinero mueve especulando en las bolsas donde se negocia el precio de materias primas . La brusca caída del precio del crudo de la semana pasada los pilló apostando todo lo contrario. El negocio iba muy bien (las materias primas de hecho han subido muchísimo en los últimos meses), y nadie se esperaba una caída tan brusca del petróleo.

Ahora el balance de Clive Capital está en negativo. Su fondo pierde dinero. Acostumbrados a ganar una media del 27% cada año*, les va a tocar remontar bastante.

¿Cómo funcionan estos fondos? Pues uno deja su dinero allí. Confía en que sus gestores le sacaran un buen beneficio. Ellos hacen lo que quieren con el dinero de los clientes. Invierten o desinvierten sin pedir permiso. Pueden ganar y perder mucho dinero. Cuanto más dinero capta un fondo de sus clientes, más poder y fuerza tiene para generar más dinero. Y dinero llama a dinero, ¿no?

No a todos les ha ido mal como a Clive Capital. Bank of América Merill Lynch ganó todos los días que abrió la bolsa desde el 1 de enero de 2011. También acertaron todos los días los brokers de JP Morgan. A lo mejor ellos no arriesgaron tanto con el petróleo.

Lo que nos lleva a plantear otra cuestión: ¿es bueno que se pueda especular sin límite con el precio de las materias primas? ¿Es sensato dejar que inversores y brokers “jueguen” a ganar dinero con el precio de cosas como el petróleo, el gas, el aluminio, el trigo, el arroz…?

Trataremos de responder en el próximo post. Sí, ¡no tardaremos dos meses en volver!

* Si en enero invertimos 100, a finales de año tendríamos 127.

Mercados

Etiquetas: , ,




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *