ESPECULAR CON LA COMIDA, ¿ES BUENO O MALO?


¿Apostar a que el trigo va a subir dentro de tres meses es bueno o malo? Que fondos de inversión inviertan en estas apuestas a futuro ¿ayuda o perjudica a estos mercados? Con el precio de la comida, ¿se puede juegar en bolsa?

Se puede y se hace. El dinero que se mueve en los mercados de materias primas se ha multiplicado por 100, repito, por CIEN, entre los años 2000 y 2008. Los datos son de la comisión que se creó en EE.UU. para analizar esta situación.

El crecimiento de esta actividad se vio acompañado de un incremento de los precios. ¿Lo provocó la especulación? Hay varios estudios que concluyen que sí. También otros tantos que dicen que no.

El estudio de la comisión del Senado de EE.UU. aseguraba que por culpa de la especulación con el precio del trigo, se habían alcanzado valores que no se explicaban por la ley de la oferta y la demanda.

Los detractores de esta teoría argumentan que fueron los propios Gobiernos los que fomentaron el alza de los precios al impulsar sus planes “verdes”, que destinaban parte de las cosechas a producir biocarburantes, por ejemplo. A mayor demanda de cosechas (para alimentos y energías verdes), pues mayor precio.

Hace ya meses que Nicolas Sarkozy anunció que quería tratar este tema en la próxima cumbre del G 20 (los países más ricos) que se celebrará en Francia en otoño. El propio Parlamento Europeo ha pedido al G20 que se ponga coto a estas operaciones.

Su idea es limitar el número de participantes en estos mercados. Tiene sentido, argumentan, que personas, empresas, fondos relacionados con materias primas operen en estos mercados. No tanto que invierta un fondo de pensiones de trabajadores que quiere aprovechar la tendencia al alza del mercado, por ejemplo.

Ahora estamos viviendo otro periodo de alzas en estos mercados. Los precios de los alimentos suben un 30% en el último año. ¿Es por culpa de la especulación? ¿Es por culpa de las malas cosechas del pasado verano? ¿Es porque cada vez hay más demanda de todo tipo de materias primas?

¿Es justo que un agricultor venda su cosecha del año a un precio y que un especulador le gane mucho dinero a esa cosecha vendiéndola en los mercados? ¿Debería haber algún tipo de regulación de precios?

Los partidarios de esta actividad dicen que gracias a los operadores que invierten y arriesgan (también se puede perder mucho dinero) agricultores y productores pueden vender por adelantado su producto y quitarse así el riesgo de precios futuros.

¿Se debería limitar la especulación en las materias primas? ¿Ayudaría a que los precios no subieran tanto o bajaran tanto? ¿Hay alguna fórmula que podría funcionar?

Muchas preguntas y dos posiciones tan enfrentadas como en el debate sobre la aplicación de la famosa Tasa Tobin, la tasa para hacer pagar a los especuladores en todas sus operaciones.

En lo único en lo que sí parece que hay consenso es en que los precios de materias primas han subido demasiado. Y hablan de una burbuja. ¿Cómo se formó? Ahí es donde ya no se ponen de acuerdo.

Mercados

Etiquetas: ,




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *