LA POLÉMICA SUBIDA DE LUZ


Empezamos 2011 con una sonora subida de la luz. Hace días que lo sabemos, pero ¿somos conscientes de que la luz tendrá que seguir subiendo durante los dos próximos dos años? Habrá que ir mentalizándose porque es la única forma de que el Gobierno cumpla con una promesa que hizo en 2009: acabar con el déficit de tarifa en 2013. Es decir, que en 2013 paguemos por el kilowatio lo que realmente vale y no menos.

En nuestro país, con indicadores de cierto derroche energético si nos comparamos con los vecinos europeos, subr el precio de la luz siempre ha estado muy mal visto.

Esa fue la razón por la que el PP en 1998 decidió congelarla. Ahi empezó el problema; si no subía la luz y el coste de producirla sí, entonces empezamos a pagar menos de lo que realmente costaba el kilowatio. A la diferencia se le llamó déficit de tarifa.

Luego llego el PSOE al Gobierno y aunque sí dejó que la luz subiera, también fue muy generoso con las primas a las energías verdes. El coste de la electricidad se disparó. ¿Por qué? Porque las inversores en las renovables se multiplicaron. Las jugosas primas eran muy atractivas. Cuando el Gobierno quiso darse cuenta, era demasiado tarde: el sector verde (siempre más caro) había crecido demasiado y con él las primas que el Gobierno se tenía que comprometer a pagar.

Ahora hemos llegado a una situación en la que debemos casi 20.000 millones a las eléctricas. Sí, los consumidores les debemos eso. Nos hemos “hipotecado” con ellos.
En 2009, el Ministro de Industria, Miguel Sebastián se propuso terminar con esta hipoteca: a partir de 2013 ya no podría generarse más déficit. Se estableció un límite de cantidad para cada año:
3.000 millones de déficit como máximo para 2010 (ya sabemos que esta previsión se superará)
2.000 millones de déficit en 2011
1.000 millones de déficit en 2012
0 millones en 2013
Dos implicaciones directas:
1) La luz tiene que seguir subiendo irremediablemente para equipararse a los costes. Los expertos dicen que tiene que incrementarse entre un 20% y un 30% más en los próximos dos años.
2) El déficit termina en 2013 pero la hipoteca seguirá activa. Para entonces deberemos unos 25.000 millones a las eléctricas. Pero el importe de esa deuda ya no seguirá aumentando.

Sin categoría

Etiquetas: ,




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *