¿SE ABARATARÁ EL DESPIDO?


Nuestro mercado laboral va a ser reformado. Zp ha pasado de no tener intenciones de reformarlo a tenerlas , primero sin pensar tocar las indemnizaciones por despido y ahora a entrar de lleno en ellas para hacerlas menos costosas. Dice que esto no va afectar a los derechos de los trabajadores. ¿Cómo es posible?

En primer lugar vamos a dejar claro que de lo que se habla estos días es una propuesta así que nos preparamos para estar por lo menos un mes oyendo cosas distintas hasta que haya un acuerdo definitivo. Os contamos cómo es la propuesta actual.

Lo principal es que el Gobierno quiere que se generalice un contrato indefinido que ya existe, que se llama Contrato para el Fomento del empleo Estable y que tiene un despido más barato que el contrato indefinido ordinario. El ordinario tiene una indemnización por despido de 45 días por año trabajado cuando se nos despide de forma improcedente y el de fomento del empleo estable de 33 días.

Ahora el Contrato de Fomento se utiliza para los grupos de personas con más problemas para acceder a un trabajo y la idea es extenderlo a todos. En este sentido, se abarata el despido porque todos tendrían 33 días de indemnización en vez de 45. Pero esto sólo sería para las personas a las que se haga este contrato a partir de ahora, no para las que ya tienen un contrato fijo ordinario.

Por eso dice el Gobierno que no se abarata el despido y que no se reducen los derechos de los trabajadores. También lo dice porque alega que si con este Contrato de Fomento los empresarios se animan a hacer fijos a trabajadores temporales, para éstos aumenta la indemnización por despido ya que por lo menos tendrían los 33 días frente a los 8 días que, como mucho, tienen los contratos temporales.

Otro punto importante de la propuesta del Gobierno es que a los empresarios les costará menos el despido sin que los trabajadores lo noten. ¿Cómo? Pues pagando el Estado parte de la indemnización. El Fondo de Garantía Salarial pagaría el 40% de la indemnización por despido en los ERES (expedientes de regulación de empleo) y en los despidos procedentes. Es decir que sólo en los casos en los que el empresario despide porque quiere tendría que pagar él solo toda la indemnización.

¿De dónde sale el dinero del Fondo de Garantía salarial, FOGASA? Pues de un dinero que todos los meses meten en él los empresarios. De nuestro sueldo hay unas cantidades que los trabajadores pagamos al Estado, son las cotizaciones sociales que paga el trabajador y también hay unas cotizaciones que paga el empresario, una parte de ellas se meten en la hucha del FOGASA.

Esta idea recibe críticas porque se piensa que el dinero del FOGASA puede acabarse. Ahora se usa para pagar a los trabajadores cuya empresa les debe el salario y con la crisis sus fondos han bajado considerablemente . Si además tienen que usarse para indemnizar se puede gastar muy rápidamente.

Sin categoría




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *