PLAN DE PENSIONES PRIVADO ¿PARA MÍ O PARA EL BANCO?


¡La que ha liado Celestino Corbacho! La verdad, cuando se trata de pensiones, lo difícil es no liarla porque cada palabra se mira con lupa, del derecho, del revés y vuelta a empezar. El Ministro de Trabajo aconsejó a los españoles abrirse un plan de pensiones privado. Enseguida saltaron las alarmas: ¿es que van a desaparecer las pensiones públicas?. Él no estaba pensando en eso ni de lejos.

De lo que estaba hablando era de que es bueno tener un plan privado para complementar el público y así contar con más dinero al mes cuando llegue la jubilación.

Me comentaba una vecina en el ascensor.¡Más quisiera yo abrirme un plan privado! Pero ¿de dónde saco el dinero para meter en el plan una cantidad todos los meses?.

Supongamos que sí tenemos dinero para ir llenado la hucha de nuestra pensión futura. ¿Interesa?Pues yo la conclusión que saco es que los bancos deberían ponerse las pilas porque las rentabilidades que están dando a estos planes dejan mucho que desear.

Veamos, el plan de pensiones consiste en que yo todos los meses meto en él una cantidad de dinero. El banco debe darme un interés por ese dinero que yo tengo ahí sin poder usar hasta que me jubile. En ese momento, el banco comenzará a darme una pensión. Normalmente puedo elegir que me devuelva todo el dinero de golpe o que me vaya dando un sueldo mensual, eso dependerá de lo que yo haya firmado en mi contrato con el banco.

Hay una cosa importante que tienen los planes de pensiones: que desgravan. En la declaración de la renta Hacienda me devuelve el 15% del dinero que yo haya metido cada año en el plan. Si he metido 50 euros al mes, son 600 euros al año y Hacienda me devolverá en la declaración 90 euros.

Si vamos al banco a abrirnos un plan de pensiones enseguida nos informarán de esta desgravación, claro, ayuda mucho a vendernos el producto, es muy interesante. Otra cosa es el trabajo del banco. Según Inverco, la asociación española de planes de pensiones, la ganancia (en algunos casos pérdida)de estos planes en España es esta: (Fuente: Inverco)

Desde luego muy alta la rentabilidad, no es. Incluso vemos que alguien que se abriera un plan hace tres años tiene ahora menos dinero del que ha metido y los que se lo abrieron hace diez años, han ganado sólo un 1%. Si no fuera por la desgravación de Hacienda hubiera estado mejor ese dinero ¡¡debajo del colchón!!.

Encima tenenos que tener en cuenta la inflación porque mide el valor que ha perdido nuestro dinero. Pues bien, en los últimos diez años, ¡¡la pérdida ha sido del 32%!!

Para cobrar la pensión máxima, que es de 2.466 euros al mes, hay que haber cotizado 35 años y los 15 últimos años por el máximo, o sea, que no todo el mundo puede acceder a ella. De hecho, la pensión media de jubilación no llega a los 900 euros. Así que es interesante haber ahorrado para tener más dinerito al mes pero a mi me parece claro que los bancos deben esforzarse por ofrecer más rendimiento a ese dinero que les confiamos durante tantos años.

Si el Gobierno va a aconsejar abrirse un plan privado debería dar un toque de atención a los bancos que están utilizando como reclamo comercial el dinero que el Estado nos da por tener un plan privado. Al final esa desgravación de las pensiones privadas, sale del bolsillo de los ciudadanos.

Bancos

Etiquetas:




3 comentarios en “PLAN DE PENSIONES PRIVADO ¿PARA MÍ O PARA EL BANCO?

  1. Hola y felicidades a ambas (parece que esto marcha :·) Hablando de pensiones me he quedado un poco estupefacto hoy al leer que los diputados, además de obtener la pensión máxima sólo por 7 años en el cargo, tienen un plan de pensiones privado por ley. Que cada uno decida o no tenerlo me parece normal. Ya verá cada uno qué hacer con la coherencia de su discurso. Pero que por ley tengan uno del BBVA en el que le meten el 10% de su sueldo me parece de traca. Tanto que supongo que debe haber un error. Un beso. http://www.elperiodico.com/default.asp?idpublicacio_PK=46&idioma=CAS&idtipusrecurs_PK=7&idnoticia_PK=694822

  2. Y a todo eso hay que añadir que es muy probable que las desgravaciones en las aportaciones se vean ampliamente rebasadas por los impuestos que se deben pagar en la percepción de las rentas procedentes del plan en el momento de la jubilación, pues tributan como renta del trabajo en el caso de percibirse como una renta vitalicia. Si lo pensamos bien, esa renta sufre una doble tributación -una parte de la misma proviene del ahorro de rentas previamente gravadas cuando se generaron y otra de los rendimientos generados-, que no se ve compensada por la desgravación inicial. Si no mejoran la fiscalidad, se va a hacer un plan de pensiones Rita la Cantaora.

    Saludos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *