LA PELEA DEL IVA


La subida del IVA a partir de julio se aprobó en diciembre. El Gobierno la incluyó para cuadrar sus presupuestos. Le apoyaron PNV y Coalición Canaria. Entonces se oyeron críticas pero el verdadero revuelo se ha armado ahora con la llamada a la rebelión de Esperanza Aguirre y la petición forma del PP en el Congreso de que se dé marcha atrás. ¿Es inevitable la subida del IVA?

Hoy Máximo lleva una viñeta en la que dice que la subida del IVA es buena, mala y regular y no le falta razón, como siempre ocurre con el humor bien hecho.

Veamos, el Gobierno necesita reducir sus números rojos y para ello tiene 3 opciones:

  1. Gastar menos.
  2. Ingresar más.
  3. Las dos cosas.
Gastar menos es complicado e impopular . ¿Menos gasto social? ¿Menos pensiones? ¿Menos dinero para Sanidad y Educación? Esto quita muchos votos.

Ingresar más tampoco es un camino de rosas. Al que le toque no estará nada contento.

El Gobierno ha optado por subir un impuesto que pagamos todos: el IVA. A diferencia del impuesto sobre la renta, el IVA no tiene en cuenta la riqueza del que lo paga: es igual para todos los ciudadanos. Se aplica sobre todo lo que compramos y hay tres niveles.

  • IVA superreducido: el 4%. Se aplica por ejemplo, sobre el pan y otros alimentos básicos, los medicamentos, los libros… Este no se va a subir.
  • IVA reducido: el 7%. Para la mayoría de las cosas: algunos alimentos, la vivienda, los restaurantes, la ropa…. Este sube a partir de julio del 7 al 8%.
  • IVA normal: el 16%. Para los coches, los viajes… Este sube del 16 al 18%.
Dice el Gobierno que, gracias a la subida, recaudará 5.000 millones más al año. Pero muchos opinan que si se encarece lo que compramos, compraremos menos. Si compramos menos las empresas venden menos. Despiden a más gente. Y al final el Gobierno en lugar de recaudar más termina ingresando menos y además «cargándose» la «recuperación» económica.

¿Qué opina cada uno?

.- El Gobierno piensa que el consumo no se va a ver excesivamente afectado y que la subida no es muy grande. (De hecho, el IVA que pagaremos los españoles será todavía de los más bajos de la Unión Europea. En Suecia y Dinamarca llegan a pagan el 25%. )

.- El PP dice que sí y que es lo único que le falta a nuestro maltrecho consumo.

.- Los grupos de la izquierda dicen que se debería haber subido los impuestos a las rentas más altas y a las famosas SICAV, donde tributan al 1% las grandes fortunas.

.- La Unión Europea, que en principio alertó sobre el riesgo de subir el IVA en plena crisis, ahora se muestra más favorable.
PRECENDENTES en España. El IVA ya se subió en 1993 y 1995. No se terminó de ingresar todo lo que se esperaba. En 1993 porque el consumo bajó (fue un año de crisis) y/o porque aumenta el fraude… Ya sabéis: ¿quiere factura o no? Si quiere factura, le tengo que cobrar el IVA…

CONSECUENCIAS EXTERIORES. ¿Qué pensáis que opinan todos los inversores extranjeros que nos han prestado dinero, que han comprado deuda española? La difícil situación griega no da para mucho margen: o te las apañas para tener dinero y dejar de pedir tanto prestado o la próxima vez que vayas al banco te «clavarán» con el tipo de interés y nos unimos al Titanic griego.

Sin categoría




1 Comentario en “LA PELEA DEL IVA

  1. Es curioso lo de que «como el IVA español es más bajo que en otros países tenemos margen para subirlo»

    Efectivamente, España es de los países europeos con una tributación indirecta más reducida, pero parece que se obvia la razón porque es así: España es el tercer país de la UE con una tributación directa más alta.

    Aquí las empresas medianas y grandes (más de 6 millones de facturación) tributan al 30%, lo que se compara con el 27.5% en Italia, el 25% en Portugal, el 28% en Reino Unido, o incluso el 21% de Republica Checa y el 12,5% de Irlanda.

    Lo mismo ocurre con la tributación personal y familiar.

    También hay que recordar que no es lo mismo tener un tipo alto en Francia o Alemania, países con un fuerte desarrollo e independencia industrial donde ya de por sí son competitivos en los mercados internacionales por sus infraestructuras, I+D y elenco de multinacionales; que gravar a un tipo alto un país cuya economía se basa en el ladrillo y en el turismo. Lo único que se consigue en este último caso es segar cualquier esperanza de llegar a ser competitivos en los mercados internacionales.

    Visto todo esto, ¿de verdad hay margen para subir el IVA cuando nuestra economía necesita ser más competitiva que las demás? En mi opinión cualquiera que afirme esto es o un indocumentado o un inteligente demagogo.

    Personalmente estoy encantado con la subida del IVA, ya que tengo más fe en los sistemas fiscales basados más en la tributación indirecta que en la directa. Es cierto que este impuesto es antiprogresivo, pero para eso están los tipos reducidos.

    Sin embargo creo que es vergonzoso y una verdadera mala gestión política no sólo no haber reducido drásticamente los impuestos directos (supliendo esos menos ingresos con menos gasto y con la subida del IVA) sino haber eliminado las ayudas que en su día el Sr. Zapatero concedió a los contribuyentes del IRPF.

    Enorabuena por el blog.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *