¿ABARATARÁ EL DESPIDO EL GOBIERNO?


¡Vaya semanita!. Miedo a que los países del euro se hayan endeudado demasiado, el Gobierno equivocándose al mandar documentos importantes a Bruselas , la bolsa cayendo un 6%,los sindicatos, otrora aliados de ZP, en pie de guerra, amenazando con manifestaciones y la amenaza de huelga general planeando sobre el horizonte…¡menos mal que el viernes se alejaron muchos nubarrones!. El Gobierno presentó un proyecto de reforma laboral que, aunque aún no concreta mucho, no disgustó ni a sindicatos ni a empresarios. Fumaron la pipa de la paz y además, la bolsa, aunque aún nerviosa, se calmó bastante.

Bueno, el tema de la bolsa aún dará mucho que hablar. Las dudas sobre la deuda de los países del euro siguen presentes y lo que quieren los mercados es que los Gobiernos tomen medidas que alejen todas las dudas y que además, los países de la Unión Europea se muestren unidos y no parezca, como hasta ahora, que si un país como Grecia tiene problemas se le va a dejar solo.

Pero vamos al tema de la reforma laboral. Este también va a dar qué hablar en los próximos meses.

1. Abaratamiento y encarecimiento del despido

1.1 El Gobierno insiste en que no quiere que despedir sea más barato pero la propuesta de reforma laboral presentada el viernes tiene algo de trampa. Veamos, lo que dice el documento es que los contratos fijos «normales» que tenemos ahora, van a quedarse como están. Es decir, con una indemnización de 20 días por año trabajado si el despido es procedente y de 45 si es improcedente.
Pero también dice que quiere extender el uso del Contrato para el fomento del empleo estable, un tipo de contrato creado en 1997 para impulsar la contratación indefinida en los colectivos más desfavorecidos y que tiene una indemnización por despido de 33 días por año, es decir, un despido más barato.

Este contrato está pensado para menores de 30 años, mayores de 45, mujeres paradas que fueran a ser contratadas para una ocupación en la que hubiera pocas mujeres, para personas que llevaran más de seis meses en paro y para trabajadores temporales de una empresa que pasaran a ser fijos.

1.2. El caso es que hubo un momento en el que este tipo de contratos representaban un tercio del total de contratos fijos, pero ahora sólo son un 17%. El Gobierno quiere que se utilice más y planea extenderlo, es decir, que no sea sólo para los trabajadores enumerados antes.

Para penalizar la contratación temporal el Gobierno aboga porque las empresas que recurran más a ella tendrán que pagar parte de la prestación por desempleo, quiere subir en los contratos temporales lo que se paga de cotización por este concepto y además encarecer la indemnización por despido, que ahora es de 8 días por año trabajado.

2. Kurzarbeit o Modelo Alemán.
Se trata de que las empresas antes de despedir intenten reducir salarios a cambio de trabajar menos horas.

3. Jóvenes
El paro juvenil está en el 40%. Se quiere ayudar sobre todo a los jóvenes sin formación con programa para que parte de la jornada laboral se dedique a cursos. Además los contratos de formación darían derecho a cobrar el paro.

4. Más contratos a tiempo parcial
Con dos modalidades: una, en la que el trabajador tiene un horario fijo para que concilie vida laboral y personal y otra, con horarios flexibles para que la empresa no tenga problemas si necesita personal en horarios poco habituales.

5. También se quiere controlar las ausencias al trabajo, los abusos de bajas médicas

6. Regular más a las empresas de trabajo temporal.
No se ha concretado cómo pero si de verdad se meten de lleno en ello habrá mucho de qué hablar. En los últimos años hay un uso escandaloso de ellas para cubrir puestos de trabajo que no son temporales. Se tiene al trabajador encadenando contratos durante dos años cubriendo un puesto necesario en la empresa y luego, se le despide para no tener que hacerlo fijo y se contrata a uno nuevo en el mismo puesto….Y eso, que le podían haber hecho fijo con el contrato que tiene la indemnización de 33 días…algo falla.

Sin categoría

Etiquetas: ,




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *