¿PENSIONAZO O REFORMA?



El Gobierno quiere que nos jubilemos a los 67 años en lugar de a los 65, como ahora. Es la medida más sonada de su propuesta de reforma de las pensiones. Los estudios dicen que aunque ahora nuestro sistema es viable-en 2009 a nuestra seguridad social le han sobrado 8.000 millones de euros- con la evolución de la población y el aumento de la esperanza de vida, en el futuro no será posible pagar las pensiones. Unos dicen que esto ocurrirá dentro de 10 años y otros que dentro de 20 o 30.

Según el Instituto Nacional de Estadística dentro de 30 años un tercio de la población tendrá más de 64 años y la mitad serán o niños o ancianos. Es decir, que por cada persona potencialmente activa- o sea, que puede trabajar y por tanto cotizar- habrá una potencialmente inactiva o, lo que es lo mismo, la mitad de la población mantendrá a la otra mitad. Ahora esta proporción es de 2 a 1.

Con estas cifras, los partidos políticos han acordado abordar una reforma de las pesniones. En lo que difieren es en cómo hacerla.

La medida de retrasar la edad de jubilación ha sorprendido. Hasta ahora se había oído que se podría retrasar de forma voluntaria, no forzosa. Hay mucha polémica y puede ser que cuando se discuta en el Congreso, no salga adelante.

Pero este no es el único cambio previsto. Hay otro que llevaría a bajar la cuantía de la pensión. Ahora, para calcular cuanta pensión le queda a alguien que se jubila se tiene en cuenta lo que ha pagado de cotizaciones sociales en los 15 últimos años de trabajo y se estudia que sean más años. ¿Por qué esto implicaría una pensión más baja? Pues porque lo normal es que cuanto más dinero ganemos y cuando más coticemos sea al final de nuestra vida laboral y no al inicio. No se puede olvidar que nuestro sistema de pensiones es de reparto, lo que significa que cuando a nosotros de nuestra nómina nos quitan una cantidad en concepto de cotización en realidad no estamos pagando nuestra pensión. Nadie guarda ese dinero nuestro en un hucha para devolvérnoslo cuando nos jubilemos sino que se usa para pagar la pensión de los que ahora está jubilados.

Otro cambio previsto es aumentar los años de trabajo que dan derecho a la pensión. Ahora hay que haber trabajado como mínimo 15 años para acceder a la pensión mínima. Van a estudiar que sean necesarios más años.

Por último, se van a revisar las pensiones de viudedad para adaptarlas a los nuevos tiempos. Cuando se concreten estos cambios, hablarmos más detalladamente de ellas.

Sin categoría

Etiquetas: ,




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *