LA DEVALUACIÓN VENEZOLANA


Desde el lunes día 11 de enero un bolivar vale menos. Los venezolanos tendrán que juntar muchos más bolivares para conseguir los mismos dólares. El gobierno de Hugo Chávez decidió devaluar su moneda para hacer frente a la crisis. La devaluación es una medida a la que se ha recurrido muchas veces en muchos países para salir de recesiones. ¿Quieres saber por qué?

Primero: sólo se puede devaluar cuando es un Gobierno quien fija el tipo de cambio de su moneda. Es el caso del bolivar, y del yuan chino, por ejemplo. Ni EE.UU., ni la zona euro, ni el Reino Unido, ni Japón fijan ahora los cambios de sus monedas con respecto al resto. Son los mercados de divisas (como la bolsa pero sólo para las monedas) donde se fijan esos cruces.

Por eso cuando el euro pierde valor frente al dólar, por ejemplo, decimos que se DEPRECIA, no se DEVALÚA.

DEVALUAR Y REVALUAR se hace con tipos fijados por Gobiernos.
DEPRECIAR Y APRECIAR ocurre en los mercados de divisas libres.

En Venezuela el cambio frente al dólar (el que fija Hugo Chávez), ha pasado de 2,15 bolivares por un dólar a 2,60 ó 4,30 dólares dependiendo de qué es lo que se quiera comprar con esos dólares.

Los coches, lavadoras, ordenadores, aspiradores, medicinas, alimentos, plásticos, etc. que se fabrican fuera de Venezuela siguen costando los mismos dólares. Pero los venezolanos ahora tendrán que conseguir más bolívares para comprarlos.

¿Qué crees que va a pasar ? Pues que en Venezuela subirá el precio de todos los productos extranjeros, aunque Hugo Chávez ha amenazado a los comercios que se «aprovechen» de esta situación.

¿Cuál es el lado bueno de la devalución? Pues que las empresas venezolanas que vendan sus productos fuera del país recibirán los mismos dólares pero, al cambiarlos a bolivares al llegar a casa: voila, será más dinero.

Venezuela va a empezar a ingresar muchos más bolivares por sus ventas de petróleo. Y Chávez tendrá muchos más bolívares que gastar para hacer frente a la crisis (sí, aquí no se escapa nadie).

La devaluación sirve para ganar competitividad: al abaratarse tu moneda, tus productos en el extranjero valen menos y eso estimula las exportaciones. Por contra, tus ciudadanos ya no compran tanto producto extranjero porque son mucho más caros. Eso puede estimular a empresas nacionales a fabricar esos productos.

En España se recurrió a esta estrategia por última vez en 1995. Fue la última vez que el Gobierno (que entonces fijaba el cambio de la peseta frente al marco alemán) devaluó la peseta. Ya lo habían hecho muchas más veces antes. Casi todos los gobiernos, por no decir todos, han recurrido a la devaluación en algún u otro momento de su historia.

Macroeconomía




2 comentarios en “LA DEVALUACIÓN VENEZOLANA

  1. Cabe mencionar que las importaciones de materia prima necesaria para producir productos por las empresas nacionales también sube su precio, por lo que en países sin recursos primarios, esta solución se presenta más difícil.
    Felicidades por la página

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *