¿RECUPERACIÓN CON UN PARO AL ALZA?



En EE.UU., expertos e incluso el banco central (la Reserva Federal) advierten de lo que se conoce como jobless recovery= recuperación sin empleo. En el caso estadounidense sería la tercera vez que ocurre. El término por lo tanto no es nuevo. Surgió por primera vez en la crisis de los años 30, pero ahora, parece que el fenómeno se extiende.

“La recuperación está en marcha”, “ya vemos el final del túnel”, “la salida de la crisis está cerca”, son frases que hemos escuchado en las últimas semanas y días. Pero, ¿cómo podemos hablar de recuperación y salida del túnel cuando el desempleo va a seguir subiendo?

Los últimos datos de crecimiento de la OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico) indican que la recuperación, a la que España se sumará de los últimos, no será suficiente para frenar la pérdida de puestos de trabajo.

EE.UU. por ejemplo, crecerá un 2,5% en 2010 (en 2009 se prevé que termine con una caída del 2,5%), pero su desempleo subirá. Lo mismo ocurrirá con Alemania, y con la media de los países que integran la OCDE.

En España, en 2010 seguiremos con tasas negativas y por lo tanto el desempleo seguirá subiendo hasta superar el 19% de la población.

La teoría indica que cuando una economía empieza a salir de una recesión, el empleo no se recupera inmediatamente. A eso se le llama decalaje. Pero la salida a esta crisis no va a ser como las anteriores. A la teóría habrá que sumar otros factores que pueden contribuir al retraso en la recuperación del empleo.

¿Por qué? Una de las razones es que muchos de los empleos que se han perdido ya no se van a recuperar. Ya no volveremos a construir 600.000 viviendas al año. En 2008 sólo se inició la construcción de 269.000 casas. Los niveles anteriores a la crisis, dicen todos los expertos, no se van a recuperar.

Así que muchos trabajos tendrán que reorientarse hacia otro sector. ¿Cuál? Todavía no está muy claro, aunque el Gobierno apunta en la dirección del sector de las energías renovables donde las empresas españolas son líderes en el mundo. El proceso no es fácil ni rápido. Una razón más para que las cifras de paro no cambien rápidamente.

Otra cuestión en el aire es: ¿cuánto tiene que crecer la economía española para poder crear empleos? Es decir, ¿cuánto tienen que mejorar las ventas de las empresas, los negocios, la inversión, para que las compañías se decidan a hacer contratos? La cifra no está nada clara tampoco.

Sin categoría

Etiquetas: , ,




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *