UN AÑO DE CULEBRÓN EN CAJA MADRID



Sí, hace más o menos un año se puso en marcha el proceso electoral en la segunda mayor caja del país y todavía estamos en la misma incertidumbre. La lucha por quién sera el nuevo presidente (ya se da por hecho que no podrá salir reelegido el actual) es una cuestión política, no económica.

Esperanza Aguirre quiere poner a su actual número dos en el gobierno de Madrid: Ignacio González. Un político sin ninguna experiencia en el mundo de las finanzas. Pero parece que Aguirre le prometió el puesto y si lo consigue, es la excusa perfecta para que Aguirre presente cambios en su Gobierno.

Parece ser que a Alberto Ruiz Gallardón, el alcalde de Madrid, (también del PP) González no le gusta nada, y a Rajoy menos. Los motivos se desconocen. En teoría quien tiene poder para nombrar al nuevo presidente de Caja Madrid es la Comunidad y el Ayuntamiento de Madrid que son los que más representantes tienen en la caja (aunque el Ayuntamiento ha perdido poder).

Precisamente por eso, porque Gallardón perdía poder de control en la caja (por una nueva ley que creó Aguirre), el ayuntamiento presentó un recurso ante un juez (y ya van dos recursos ) para paralizar el proceso de las elecciones. Y está paralizado hasta que el juez decida.

Conclusiones:

Si Aguirre termina imponiendo a su candidato tampoco significa que inmediamente vaya a ser presidente de la caja porque las elecciones están paralizadas por orden de un juez.

Si Aguirre y Gallardón llegan a un acuerdo sobre el sustituto de Miguel Blesa (nombrado por Aznar) entonces el alcalde retira el recurso, hay elecciones y sale adelante el presidente de consenso.

Volvemos a retomar la pregunta de: ¿qué pintan los políticos en las cajas de ahorro? Pues, si depende de un político sustituir a un presidente de una caja (así es en la práctica), ¿no es lógico que ponga a un amigo suyo que además estará siempre en deuda con él/ella por haberle propuesto? No significa que le vaya a regalar el dinero de la caja, pero sí favorecer.

Ejemplo sin decir nombres que está muy feo: un presidente/a de Comunidad quiere construir una imitación de la torre de Pisa para que la gente admire desde la altura la preciosa ciudad. Si al frente de una o varias cajas están su amiguetes, ¿creéis que el proyecto tendrá problemas de financiación? (Si la torre de Pisa es o no una horterada no es un factor relevante).

Y hablando de alejar la política de las cajas, argumento defendido por PP, PSOE y el propio Banco de España estos días, tres ejemplos:

BANCAJA (Tercera caja del país). Presidida por José Luis Olivas desde 2004, ex consejero del PP, ex Vicepresidente y ex President de la Generalitat (en sustitución de Zaplana cuando éste se fue a Madrid como Ministro de Trabajo).

CAIXA CATALUNYA (Quinta caja del país). Presidida por Narcís Serra desde 2005, ex alcalde de Barcelona, ex vicepresidente del Gobierno con Felipe González.

CAJA CASTILLA LA MANCHA.(Décimocuarta caja del país antes de su intervención). Presidida desde 1999 hasta el 29 de marzo de 2009 por Juan Pedro Hernández Moltó, ex consejero de la Junta de Castilla La Mancha y ex portavoz ecónomico del PSOE en el Congreso. Intervenida por el Banco de España para «garantizar su futuro.»

Bancos

Etiquetas:




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *