ADIÓS, DEFLACIÓN



Los precios en el mes de agosto han vuelto a caer, pero mucho menos que en julio. Con este dato y con las subidas de impuestos que se avecinan, el Gobierno da ya por seguro que en España no va haber deflación.¿Por qué afectan las subidas de impuestos al IPC?

En agosto los precios, que el Instituto Nacional de Estadística mide con un índice llamado IPC, han caído tres décimas respecto a julio y ocho décimas si los comparamos con los precios que había en agosto del año pasado. El mes anterior, julio, el IPC había bajado un 1,4%. Es decir, casi el doble.

Así que la caída de los precios se ha suavizado. Se achaca a que aunque los precios de las gasolinas y de los alimentos siguen siendo más bajos que hace un año, ya no hay tanta diferencia como en meses anteriores. En concreto, desde marzo, que es cuando la economía española comenzó a soprendernos con IPCs negativos.

Así que ahora el Gobierno ya da por seguro que no va haber deflación y que este año terminará con un IPC de entre el 0 y el 1%, es decir, que los precios podrían quedar desde en el mismo nivel que en 2008 hasta un 1% más altos.

Al hecho de que el IPC vaya a ser positivo de nuevo, va a ayudar la subida de impuestos. ¿Por qué?

Bueno, no todos los impuestos influyen en los precios, pero sí los llamados indirectos que ahora el Gobierno ha anunciado que va a subir.

Los impuestos indirectos afectan a todo lo que tiene que ver con el consumo. Por ejemplo, el IVA es un impuesto indirecto que se aplica sobre las cosas que compramos. El impuesto de las gasolinas o del tabaco, también , porque se aplica sobre la gasolina o los cigarrillos que compramos.

De modo que, si se sube el IVA, las cosas que compramos van a subir también, es decir, aumenta su precio y tiene efectos en el IPC.

Cuando el gobierno subió en julio los impuestos sobre la gasolina afectó al IPC en tres décimas.

La subida del IVA afecta aún más al IPC porque influye en más productos. Hasta que no se aplica es difícil saber cuánto porque también depende del consumo.

Si sube el IVA el consumo se va a ver dañado(por eso el Gobierno se resistía a aumentarlo). Es lógico: si las cosas valen más, compramos menos y si compramos menos los vendedores pueden vese obligados a bajar los precios para que nos animemos a comprar.

Pero en un primer momento la subida del IPC cuando se sube el IVA es automática. Gracias a que ahora tenemos el IPC en niveles negativos, el Gobierno se puede permitir relativamente esta subida del IVA.

De todos modos, ya sabéis, se van soltando pildoritas sobre por dónde va a ir la subida de impuestos pero cerrado, cerrado, aún no hay nada.

Para los que vais a tener un niño en 2010, sabed que el cheque bebé de 2.500 euros, ahora no lo quieren suprimir. Se ha estudiado darlo según los ingresos que se tengan y no de forma generalizada pero hoy el ministerio de economía ha dejado caer que seguirá para todos.

Sin categoría

Etiquetas: ,




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *