CONFIRMADO: IPC NEGATIVO



Pues sí. Se confirma oficialmente.Los precios han caídopor primera vez en España (al menos desde que existe la estadística del IPC). La inflación de los últimos doce meses es del -0,1%. Pero en lo que va de 2009 los precios han caído ya un 1,1%.

¿Qué es realmente más barato que hace un año? En el INE (Instituto Nacional de Estadística) podemos encontrar un detalle de todas las partidas de la cesta de la compra, pero principalmente en los últimos doce meses han caído: las gasolinas (con una caída del -18,0%), la ropa y el calzado (-1,8% abajo), y de los alimentos: el pescado fresco y congelado ( -6,2%), aceites (-10,3%), la leche (-6,6%), azucar (-5,7%).

Que baje la inflación no quiere decir que todo sea más barato. El IPC es una media del precio de las cosas que compramos. Han subido otras compras: los cereales (+3,9), carne de ave (+4,0%) el café (+3,7%), el tabaco (+4,7%), la calefacción (+4,4%), el transporte público urbano (+7,3%) y el interurbano (+9,0%). Y eso que han bajado las gasolinas.

El INE lo que hace es aplicar un peso a cada una de estas compras en función del dinero que les dedicamos como media. Es decir, después de hacer una encuesta entre un montón de familias, se ve que por ejemplo, el 20% del dinero se gasta en alimentos, el 5% en transporte, el 10% a ropa y calzado… Y así con esos pesos y la evolución de los precios de cada uno de esos productos se elabora el IPC. Dependiendo por lo tanto del peso que tenga una compra dentro de toda nuestra cesta de compras, sus variaciones afectarán más o menos al índice general.

Los datos que hemos comentado arriba son datos a nivel nacional, pero el INE también hace un análisis por comunidades. Vemos que no todas registran inflación negativa. Cataluña, Comunidad Valenciana, Comunidad de Madrid, País Vasco, Aragón, Baleares, Ceuta y Melilla todavía registran ligeras subidas de precios o nulas en el último año. La comunidad donde más han caído los precios en el último año ha sido Castilla La Mancha, (-0,8%).

Os recordamos por qué la caída de precios, la temida deflación, no es tan buena como parece.

 

Macroeconomía

Etiquetas:




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *