LA BANCA QUIERE QUE NO SE APUESTE EN SU CONTRA



Cuando la bolsa cae también se puede ganar dinero. Es como apostar a que va a caer y acertar. ¿Deberían prohibirse esas apuestas a la baja para evitar que la bolsa caiga más? De momento en España no se va a hacer, aunque hoy los bancos lo han pedido. En EE.UU. y el Reino Unido las ventas en corto (así se llaman estas apuestas) se prohibieron de forma temporal.

La patronal bancaría española (la AEB) opina que en tiempos de crisis, las posiciones cortas distorsionan los precios de las acciones. Precisamente el sector bancario ha sido el más castigado por este tipo de apuestas en los últimos meses.

¿Qué es estar corto? (en inglés se dice short selling). Vamos a imaginar una bolsa donde cotiza la empresa RBC. Yo creo que sus acciones están muy caras y que tienen que caer. Hoy cuestan 10 euros, pero estoy segura de que van a bajar. El negocio de RBC no va bien, y sus resultados van a ser malos.

No tengo ninguna acción de RBC, pero el banco Guimerá sí. Les llamo por teléfono y les digo: «préstadme 1.000 acciones de RBC y os las devuelvo en tres días.» El banco me dice que muy bien, pero me cobra una comisión por el alquiler de las acciones.

Ya tengo 1.000 acciones de RBC. Voy a la bolsa y las vendo todas. Ingreso 10.000 euros (recordamos que hoy cotizan a 10 euros). A los tres días vuelvo a mirar la cotización y… he tenido suerte. Han caído. Están a 8 euros. Tengo que devolver al banco las 1.000 que me dejó prestadas. Las compro. Me cuestán 8.000 euros.

Vuelvo a tener las 1.000 acciones de RBC. Voy al banco Guimerá y se las devuelvo como le prometí. En el camino he ganado 2.000 euros (la diferencia entre el precio al que las vendí el día 1 y el precio al que las compré el día 3). De esos 2.000 euros tengo que restar el coste del alquiler de las acciones por tres días.

¿Qué pasa si muchas personas hacemos la misma apuesta? Pues que el día 1 yo vendo mis 1.000 acciones, pero otro inversor vende 2.000, y otro 1.500, y otro 2.500, y otro 5.000… Si todos vendemos a la vez hundimos el precio.

Pero he tenido suerte. ¿Qué habría pasado si las acciones de RBC en lugar de bajar hubieran subido hasta 13 euros? Pues que las habría vendido a 10.000 el día 1 y el día 3 me habría costado 13.000 euros comprarlas. Habría perdido 3.000 euros más el coste de alquilarlas.

En España, la Comisión Nacional del Mercado de Valores (la CNMV) no se plantea prohibir esta práctica. Lo único que ha hecho al respecto ha sido obligar a comunicar todas las apuestas a la baja en acciones de bancos y que representen más del 0,25% del total de las acciones de la entidad.

Las posiciones cortas no tienen por qué ser malas. Los que apuestan se pueden equivocar y perder también mucho dinero. ¿No os parece igual de lícito ganar dinero en bolsa tanto si sube como si baja? ¿No se asume en ambos casos el mismo riesgo? ¿Ayudaría a las bolsas prohibirlas?.

Bancos

Etiquetas:




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *