CAJA MADRID: ¿POR FIN HAY VENCEDOR?



Caja Madrid no quiere los cambios de Esperanza Aguirre. Hoy su asamblea ha rechazado con abrumadora mayoría los cambios propuestos por la Comunidad de Madrid que restaban poder al ayuntamiento gobernado por Ruiz Gallardón. Una derrota contundente para Aguirre, que sin embargo, tiene la última palabra.

157 en contra, 87 a favor, 51 abstenciones y 1 nulo. Ése es el resultado de la votación de la asamblea de Caja Madrid (como una junta de accionistas de un banco) sobre los cambios que quiere introducir la Comunidad de Madrid. Cambios que en la práctica suponen quitar poder al ayuntamiento y echar al actual presidente, Miguel Blesa a la calle.

A pesar de la derrota el gobierno regional tiene la última palabra. Es decir, puede imponer que se apliquen los cambios que propone. Lo que pasa es que eso parece que no tiene precedentes. Nunca una asamblea de una caja de ahorros ha votado una cosa, y luego el gobierno de turno le ha impuesto lo contrario.

¿Cómo es posible que haya perdido Aguirre? Pues porque tal y como están distribuidos los asientos en la Asamblea a día de hoy, el ayuntamiento de la capital tiene mas representantes y por lo tanto, más votos. Sin embargo, con la nueva ley de Aguirre, esos representantes se reducen a más de la mitad (de 70 actuales a 24).

Para poder hacerse con el control de Caja Madrid la Comunidad tiene que ganar peso en esa asamblea, donde se toman decisiones como quién va a ser el presidente de la caja. Y con la nueva ley, la Comunidad gana peso a costa del ayuntamiento de Gallardón. Así Esperanza Aguirre podrá poner a un hombre de su confianza al frente de la entidad.

Antes de esta votación el ayuntamiento había recurrido a los tribunalespara denunciar la nueva ley de Aguirre. El tribunal no le dio la razón. Hoy Pedro Solbes ha calificado la situación en la caja de “lamentable”.

El culebrón acaba por fin, ¿o no? Si quieres saber más, consulta los capitulos anteriores (CajaMadrid cede a las presiones de Aguirre y el culebrón de CajaMadrid).

Bancos




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *